07 Ago 2022 | 22:19

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Asobal mantiene su apuesta por la TV de pago y negocia la renovación con Movistar+

La liga española de balonmano confía en ampliar su visibilidad con un nuevo acuerdo con la plataforma de televisión de pago, que paga 700.000 euros por temporada desde hace tres años.

La Asobal mantiene su apuesta por la TV de pago y negocia la renovación con Movistar+

Guillermo G. Recio

08 feb 2018 - 05:00

La Asobal confía en ampliar su visibilidad a través de Movistar+ con la emisión de algún partido en el canal #0

 

 

El balonmano busca dar un salto mediático en los próximos años. Hace tres temporadas, la Asobal dio el paso de llevar sus emisiones a una plataforma de televisión de pago, con todo lo que ello conlleva tanto en mejora de sus ingresos como en pérdida de audiencia. Ahora, satisfechos por su recorrido en Movistar+, empiezan a renegociar el contrato que vence este junio y por el que reciben 700.000 euros anuales. Su máxima prioridad: aumentar su visibilidad.

 

La liga española de balonmano quiere crecer en número de espectadores aprovechando el éxito de la Selección, pero es consciente de que al emitir sus partidos en cerrado no cuenta con las mejores condiciones para llegar a una audiencia masiva. “Queremos ampliar nuestro alcance, y sería muy buena idea entrar con algún partido en el canal #0 de Movistar+”, señalan fuentes de la Asobal a Palco23.

 

En estos momentos, la plataforma de televisión de pago estampa su logotipo en las pistas y sólo ofrece cuatro de los ocho partidos de cada jornada. “En total, son más de 60 partidos al año, ¿cuándo se ha visto tanto balonmano?”, apuntan respecto a las críticas de aquellos que anhelan los tiempos en los que la Asobal estaba con Teledeporte. Entonces, los clubes no cobraban por los derechos y tenían que asumir los costes de producción.

 

 

 

 

“No podemos competir con un Chelsea-Arsenal o un Real Madrid-FC Barcelona, así que se intenta buscar un hueco”, explican sobre las maniobras para hacer encajar sus partidos en una parrilla con muchos eventos deportivos de primer nivel cada fin de semana.

 

La idea es “poco a poco ir abriendo la cobertura hacia canales más generalistas, pero siendo realistas de que la televisión de pago es una realidad en toda Europa”. En estas tres temporadas en las que Telefónica ha pagado 700.000 euros anuales y ha asumido la producción de los partidos, Movistar Deportes emite el partido estrella y los canales Multideporte ofrecen tres encuentros más.

 

Se trata de una fórmula utilizada también por la ACB y Movistar+. En este caso, los choques ligueros del domingo al mediodía se emiten a través de esta opción simultánea y sin alta definición. La diferencia: cuentan con el partido principal en #0 y se emiten todos los partidos.

 

El máximo deseo de la Asobal sería contar con un acuerdo como el de la Liga Endesa, donde no hay ningún equipo que se quede sin televisar su partido. “Tener una ventana para verlos todos permitiría a los clubes poder trabajar mejor con sus patrocinadores”, detallan. De momento, las retransmisiones incorporarán a un comentarista de lujo para el balonmano: el exjugador Albert Rocas.

 

 

 

 

La patronal presidida por Adolfo Aragonés también vería con buenos ojos la posibilidad de que algunos encuentros se pudieran vender a las televisiones autonómicas, “no para poder ingresar más, ya que sabemos los problemas económicos de estos canales, sino para poder dar más visibilidad en esos partidos que nunca se ven”.

 

A todo ello hay que sumar la alianza con LaolaTV, una plataforma de streamings que emite varios partidos de la liga española de balonmano en aquellos territorios donde no hay un operador que pague por esos derechos. En este sentido, la aspiración de la Asobal es contar con la máxima difusión posible, más que embolsarse unos miles de euros.

 

Y es que en balonmano, la mayoría de conjuntos viven únicamente de sus patrocinadores, así que la visibilidad es la parte más importante. Mientras tanto, Facebook, Twitter y Amazon van dando pequeños pasos en deportes como el surf o el tenis. ¿Serán las plataformas digitales las que tiren de la Asobal en un futuro?