Líder en información económica del deporte

Competiciones

España, Portugal y Ucrania 2030, el sueño de ser el centro del mundo cincuenta años después

La candidatura española está muy avanzada: se conocen los estadios, se ha aprobado la entrada de Ucrania en la organización tras la invasión rusa y Gijón ya ha anunciado reformas para tener la capacidad mínima de aforo. 

España, Portugal y Ucrania 2030, el sueño de ser el centro del mundo cincuenta años después
ero, para ganar, España, Portugal y Ucrania tendrán que vencer a la candidatura propuesta por Uruguay, Argentina, Paraguay y Chile, que quieren traer a Sudamérica la cita aprovechando los 100 años de su primera edición en suelo uruguayo.

M. L-E.

18 nov 2022 - 05:00

Volver a ser el centro del mundo en 2030. España, Portugal y Ucrania presentaron en octubre una candidatura oficial para acoger el Mundial de 2030, lo que supondrá organizar el segundo evento deportivo más importante a escala global después de los Juegos Olímpicos. Por lo tanto, después de Qatar 2022, una competición no exenta de polémica, y de Canadá - Estados Unidos - México 2026, puede ser el turno español, una oportunidad para volver a mostrar la mejor España al mundo.

 

De hecho, la candidatura está muy avanzada. Se conocen todos las posibles y además, se ha dado un paso de gigante desde un punto de vista internacional al incluir a Ucrania, ganando puntos como favorita. Actualmente, la Comisión Coordinadora del Mundial 2030, que dirige Antonio Laranjo, ya trabaja con la participación de Ucrania, que incorporará próximamente a los miembros de su delegación. La llegada ucraniana no altera la hoja de ruta establecida, ya que España mantiene sus once sedes y Portugal seguirá con tres. En total, el torneo tendrá 72 subsedes, de las cuales 54 se situarán en territorio español y dieciocho en territorio portugués.

 

La fecha límite para presentar la solicitud es el 4 de julio de 2022 y es necesario disponer de dos estadios con más de 80.000 aficionados de aforo para la final, estadios de mínimo 60.000 aficionados de aforo para las semifinales y estadios de mínimo 50.000 seguidores de aforo para la fase de grupos. Los estadios también deben poder disponer de su disponibilidad completa mínimo un mes antes del inicio del campeonato y ser valorados como estadios de categoría cuatro estrellas, entre otras cosas.

 

 

 

 

El proceso de elección de las sedes de los Mundiales se ha modificado en los últimos años, pero siempre hay una llamada a las candidaturas, una etapa de análisis y finalmente la votación entre las que cumplen los requisitos. Normalmente, entre que se formulan las candidaturas y se recibe la documentación se tarda un año y, finalmente, se acotan los finalistas, por lo que se espera que la votación no ocurra hasta 2024.

 

Por ahora, los estadios seleccionados fueron los emblemáticos Balaídos, en Vigo; Riazor, en A Coruña; El Molinón Enrique Castro Quini, en Gijón; San Mamés, en Bilbao; Anoeta, en San Sebastián; La Romareda, en Zaragoza; el Camp Nou y el Rcde Stadium, en Barcelona; el Santiago Bernabéu y el Metropolitano, en Madrid; el Nuevo Mestalla, en Valencia; la Nueva Condomina, en Murcia; la Cartuja, en Sevilla; La Rosaleda, en Málaga y el estadio Gran Canaria, en Las Palmas. Sin embargo, algunos de ellos pueden caer, puesto que hay que compartir sede con los estadios de la federación portuguesa y ucraniana y, además, algunos campos deberán realizar ampliaciones de aforo.

 

De hecho, la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Gijón ya se ha avanzado y en septiembre presupuestó cuarenta millones de euros en la reforma del estadio El Molinón, con la vista puesta a ser sede del evento. La Junta realizó las obras necesarias para cumplir con los requisitos para acoger encuentros del Mundial y por lo tanto, tener 40.000 asientos.

 

 

 

 

El Ayuntamiento también garantizo la disponibilidad del espacio exterior, de entre 6.000 metros cuadrados y 10.000 metros cuadrados, para la instalación del recinto de prensa y cobertura televisiva, así como un espacio de 200 metros cuadrados para instalar las oficinas que gestionen y dirijan las obras. Gijón también dispondría de un mínimo de dos subsedes a una distancia máxima de cuarenta kilómetros de El Molinón y dos subsedes más a una distancia máxima de cien kilómetros, con el objetivo de cumplir con los requisitos establecidos por la Fifa.

 

Pero, para ganar, España, Portugal y Ucrania tendrán que vencer a la candidatura propuesta por Uruguay, Argentina, Paraguay y Chile, que quieren traer a Sudamérica la cita aprovechando los 100 años de su primera edición en suelo uruguayo. La otra posibilidad es la conjunta entre Grecia, Egipto y Arabia Saudí, de la que no se conocen muchos detalles. En 2030, el Mundial se jugará entre 48 países, ampliando el número de participantes.