Líder en información económica del deporte

Competiciones

El Parlamento insta a la Premier a ayudar a los clubes menores para evitar el colapso del fútbol inglés

El comité digital, medios, cultura y deporte ha enviado un comunicado en el que solicita que el fútbol inglés empiece de nuevo y evitar casos como los del Wigan Athletic o el Bury FC, en concurso de acreedores.

Palco23

23 jul 2020 - 15:45

El Parlamento insta a la Premier a ayudar a los clubes menores para evitar el colapso del fútbol inglés

 

 

El Parlamento británico urge a la renovación del fútbol inglés. El comité encargado de la renovación digital, de medios, cultura y deporte ha enviado un comunicado en el que solicita a la Premier League involucrarse en el futuro económico del resto de clubes y entidades futbolísticas de otras competiciones para “evitar el colapso y sobrevivir al impacto de la pandemia”.

 

El Parlamento señala que “los clubes fuera de la Premier League afrontan pérdidas de hasta 200 millones de libras (220 millones de euros) después de que el virus evaporase todos los ingresos que se generan durante los días de partido y haya expuesto la pesada losa que son los elevados salarios de los jugadores”.

 

El Wigan Athletic ha sido el primer club en dar los primeros pasos para entrar en administración concursal, aunque aún esperan poder vender el club en el mes de agosto para garantizar su supervivencia. Sin la Premier, señala el Parlamento, “muchos más clubes seguirán los pasos del Bury FC, que desapareció el año pasado y fue el primer club en hacerlo desde 1992”.

 

El informe, sin embargo, no señala a la federación inglesa (FA, por sus siglas en inglés) como responsable de la gestión del fútbol fuera de la Premier League, pese a que el organismo afronta pérdidas por 300 millones de libras (329 millones de euros). En su lugar, asegura que la liga inglesa “debe elevar su ayuda a la English Football League (la segunda división)”.

 

Asimismo, el Parlamento insta a la Premier League a imponer un límite a los salarios de los jugadores y el denominado fondo paracaídas, que se fija para los clubes que descienden a la segunda división, “son algo del pasado, pues generan una desventaja financiera respeto a otros rivales y les obliga a asumir mayores riesgos para competir”.