09 Dic 2021 | 14:15

Líder en información económica del deporte

Clubes

Telefónica no da tregua a Mediapro: logra los derechos del Celta de Vigo

Palco 23

31 dic 2014 - 03:55

Telefónica quiere ser un actor clave en el fútbol español, pero necesita credenciales de cara al proceso de venta centralizada de los derechos de televisión que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) prepara para la temporada 2016-2017. Por esta razón, el grupo de telecomunicaciones ha empezado a hacerse con los contratos que hasta ahora Canal+ mantenía con varios clubes de Primera División. Primero fue la Real Sociedad y ahora ha sido el turno del Celta de Vigo.

 

"El club quiere expresar su satisfacción por este acuerdo con una de las mayores compañías de telecomunicaciones del mundo", señaló el conjunto celeste en un comunicado, donde no se especificaba si también supondrá una mejora de los ingresos que hasta esta temporada percibirá de Canal+. Al mismo tiempo, agradeció el papel de la operadora de televisión de pago, de la que Telefónica prepara la toma del 100% tras comprar las acciones de Mediaset y Prisa.

 

Es previsible que Telefónica trate ahora de hacerse con los derechos de televisión del RCD Espanyol, Getafe, Osasuna, Real Zaragoza, Athletic de Bilbao, Betis y, sobre todo, el Atlético de Madrid. Todos estos clubes firmaron en 2012 sendos contratos con Canal+, que por exigencia de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se limitan a solo tres temporadas. Muchos de ellos tienen litigios abiertos con Mediapro, el otro gran gestor de derechos deportivos en España, lo que dificultaría un acuerdo para la última temporada antes de que las retransmisiones de la Liga BBVA se vendan de forma centralizada.

 

El gran caramelo por el que aspira Telefónica es el FC Barcelona. El conjunto azulgrana lo tenía todo preparado para cerrar la renovación con Mediapro, tal y como había hecho el Real Madrid, pero decidió enfriar la negociación y esperar una contraoferta del grupo de telecomunicaciones que preside César Alierta y que había sido retirado como patrocinador del club. A favor de la empresa de Jaume Roures juega su experiencia en este ámbito y que gestiona BarçaTV, mientras que la gran baza de Telefónica es la cada vez mayor convergencia entre la televisión y la telefonía móvil.