03 Jul 2022 | 19:53

Líder en información económica del deporte

Clubes

RCD Mallorca formaliza la conclusión de su concurso de acreedores

La resolución judicial declara que “la conclusión por causa del cumplimiento del convenio, con archivo de las actuaciones y “el cese de todas las limitaciones sobre las facultades de administración y disposición del concursado”.

RCD Mallorca formaliza la conclusión de su concurso de acreedores
Al final de la temporada 2020-2021, después de ascender a LaLiga Santander, el club balear saldó su deuda con Hacienda, por lo que puso fin al concurso, tal como anunció la entidad el verano pasado.

Palco23

17 jun 2022 - 11:29

RCD Mallorca sale definitivamente del túnel. El conjunto bermellón ha finalizado su procedimiento concursal, por lo que, ha puesto fin a la tutela judicial que arrastraba desde 2010.

 

Según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), el 27 de abril de este año se emitió el auto de conclusión del concurso por cumplimiento de convenio. La resolución judicial declara que “la conclusión del presente concurso por causa del cumplimiento del convenio, con archivo de las actuaciones· y “el cese de todas las limitaciones sobre las facultades de administración y disposición del concursado”.

 

Al final de la temporada 2020-2021, después de ascender a LaLiga Santander, el club balear saldó su deuda con Hacienda, por lo que puso fin al concurso, tal como anunció la entidad el verano pasado. De esta forma, la actual propiedad del club, a manos del empresario Rober Sarver, liquidó la deuda con el erario público después de años con restricciones que comprometían el futuro de la sociedad anónima deportiva (SAD) balear.

 

 

 

 

Después de cerrar la deuda concursal con los acreedores ordinarios hace cuatro años, en 2017, el club ha finalizado ahora, de manera oficial, su situación. Desde su llegada en 2016 a la entidad balear, los accionistas del RCD Mallorca han inyectado en el club hasta 43 millones de euros, 25 millones de los cuales se han destinado a pagar la deuda del concurso de acreedores y a Hacienda.

 

Hace dos meses, la junta de gobierno del Ayuntamiento de Palma concedió al club la cesión de su estadio hasta dicha fecha. Hasta ahora, la cesión era hasta 2039. El derecho de prórroga de uso de Son Moix que ostenta el Real Mallorca está previsto en el convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento y el club el 15 de diciembre de 1997. 

 

Además, coincidiendo con la vuelta a la normalidad, el club balear inició obras el mes pasado con un coste de 5,4 millones de euros, tras obtener la licencia de obra de la primera fase de la remodelación de Son Moix. Es el primer paso de la reforma total del estadio, que ascenderá a veinte millones de euros y se pagará con el dinero que el club ha obtenido por el pacto de LaLiga con CVC.

 

La entidad tenía un presupuesto de cincuenta millones de euros para 2021-2022. En la temporada anterior, registró unos ingresos de 13,8 millones de euros, con pérdidas de 1,8 millones de euros.