23 May 2022 | 17:47

Líder en información económica del deporte

Clubes

Osasuna logra un beneficio récord de 20 millones pese al descenso en 2016-2017

El club mantuvo la contención salarial, clave en la pérdida de categoría, pero este año ya podrá volver a tener un fondo de maniobra positivo. En Segunda, tendrá presupuesto de 33 millones y ganará 4,8 millones.

M.M.A.

15 sep 2017 - 21:19

Osasuna logra un beneficio récord de 20 millones pese al descenso

 

Un ascenso que supo a gloria en el verano de 2016, y un descenso que se asumió con realismo un año después. La junta directiva de CA Osasuna sabía que su regreso a la élite serviría para acelerar el saneamiento económico de la entidad, clave para que un regreso a Segunda no pusiera en riesgo su viabilidad. Y así ha sido, ya que la entidad cerró 2016-2017 con un beneficio neto récord de 20,02 millones de euros, que le permitirá recuperar el fondo de maniobra positivo esta temporada.

 

La clave de estos resultados han sido los ingresos por televisión, que se multiplicaron por ocho y ascendieron a 44,32 millones de euros. La facturación comercial se dobló pese a la ausencia de un patrocinador principal, hasta 3,35 millones; en parte, se explica por el millón de euros que aproximadamente le abonó Mediapro por la explotación de la U televisiva. Por último, las cuotas de socios y abonados subieron un 35,9% y supusieron otros 3,87 millones.

 

El fuerte aumento de la cifra de negocio, que fue cinco veces superior a la de 2015-2016, no se trasladó por completo a los gastos, con el objetivo de acelerar la cancelación de la deuda aplazada de 34,5 millones con la Hacienda Foral, que se ha liquidado por completo. Además, se han tenido que incluir como gastos extraordinarios el pago de 1,3 millones por sanciones de la Agencia Tributaria y la provisión de 1,5 millones por la posible multa por delito fiscal.

 

 

En la actividad ordinaria, la mayor partida de costes fue la de nóminas, que se dobló y alcanzó los 16,63 millones de euros, siendo una de las más bajas de la última edición de la Liga Santander. Los gastos de explotación se triplicaron, en tanto que subieran las inversiones en adquisición de jugadores (2,6 millones) y se contabilizan las aportaciones que realiza cada club a La Liga para cumplir con la norma que regula la venta centralizada de las retransmisiones.

 

El saneamiento del último curso permitirá a Osasuna contar con el presupuesto más alto de la categoría, con 33,16 millones de euros. El club recibirá 8,9 millones por televisión, confía en obtener 3,18 millones por socios (ha batido su récord de abonados) y los contratos comerciales firmados le aseguran 1,82 millones. Además, hay que añadir los 9 millones de la ayuda al descenso y los 6,95 millones logrados por traspasos como el de Álex Berenguer, entre otros.

 

Esta fuerte posición hará que en 2017-2018 sí sea el club de la categoría con más capacidad de gasto en salarios, con 15 millones y apenas 1,5 millones menos que en su paso por Primera. La partida de servicios exteriores y el resto de gastos de explotación caerán casi a la mitad, con un total de 5,25 millones. Y, aun así, podrá lograr un beneficio neto de 4,8 millones.