01 Dic 2021 | 19:44

Líder en información económica del deporte

Clubes

Laporta, nostalgia y desafío para reflotar el Barça

El abogado regresa a la presidencia del conjunto azulgrana, un cargo que ya ostentara de 2003 a 2010, un periodo en el que el primer equipo de fútbol conquistó doce títulos, entre ellos dos Champions League.

Javier Trullols

08 mar 2021 - 04:51

Laporta, nostalgia y desafío para reflotar el Barça

 

Laporta cumple con su palabra. Prometió que volvería a presidir el FC Barcelona (“lo volveremos a hacer” era uno de sus lemas de campaña), y lo ha conseguido, aunque haya tardado seis años más de lo esperado tras ser derrotado en 2015 por Josep Maria Bartomeu.

 

El pasado diciembre, Laporta dio el golpe con una enorme pancarta a escasos metros del Santiago Bernabéu, con el lema “Ganas de volver a veros”, una acción que refleja su manera de ser y anticipa cómo será su mandato. “La referencia para el madridismo es el Barça”, afirmó durante su mandato, y confía en que volverá a serlo.

 

El abogado, que partía como favorito en todas las previsiones, ha superado en la carrera electoral al empresario Víctor Font, líder de Sí al futur, y al también abogado Toni Freixa, de Fidels al Barça, quien fuera su compañero de junta entre 2003 y 2005 y regresara al club en 2010 de la mano de Sandro Rosell.

 

Vuelve al cargo tras un intenso final de campaña no exento de críticas a sus rivales haciendo valer su personalidad arrolladora. “Los proyectos no se hacen con Power Point y organigramas. Cuando vosotros los hacías, nosotros ganábamos Champions”, replicó a Font hace unos días.  "Quítate la amargura y el rencor cuando hablas de nosotros”, espetó a Freixa, “dejamos el mejor Barça de la historia, si no te gusta...”.

 

Nacido el 29 de junio de 1962 (58 años) en Barcelona, Laporta estuvo al frente del Barça durante siete años, un periodo en el que el club recuperó la senda del éxito deportivo. Posteriormente, en 2015, se presentó de nuevo a las elecciones, pero no pudo superar a Josep Maria Bartomeu, quien contaba con el aval del triplete conquistado por el equipo.

 

Laporta es socio fundador de Laporta&Arbós Associats, un despacho de abogados especializado en gestión deportiva. Además, fue asesor personal del cónsul japonés en Barcelona.

 

 

Por otro lado, y tras dejar el club, el abogado inició una carrera política que le llevó al Parlament de Cataluña en 2010, con el partido Solidaritat Catalana per la Independència, y luego al Ayuntamiento de Barcelona, del que fue concejal de 2011 hasta 2015.

 

El gran reto del presidente será afrontar la compleja situación económica en que se encuentra el club, con una deuda que a cierre de la anterior temporada ascendía 1.173 millones de euros, de los que 730 millones de euros corresponden a pagos a corto plazo.

 

Jaume Giró, responsable económico de su candidatura y nuevo responsable de ese departamento en el club, anticipó en el debate económico de Mundo Deportivo y Palco23 algunas de las claves de su modelo de gestión.  “Hay que revertir la situación actual porque, si no se toca la masa salarial, que es de más de 500 millones de euros, es imposible arreglar las cuentas”, advirtió.

 

El directivo detalló que su plan de choque “pasa por cinco R”, que son reducir el gasto, la masa salarial; refinanciar la deuda; recuperar los ingresos lo antes posible; restablecer la tesorería y revisar el presupuesto.

 

Uno de los planes principales del proyecto pasa por la emisión dos tipos de bonos: unos bonos institucionales para inversores, a través de la Comisión Nacional del Mercados de Valores (Cnmv), a devolver en 2023, y otros dirigidos a los socios y aficionados. “Queremos que los aficionados puedan voluntariamente hacer una aportación económica para ayudar al club y ayudarse a sí mismos; no queremos que parezca que el Barça está mendigando dinero”, señaló Laporta al respecto en enero.

 

En relación la asociación con Goldman Sachs para al Espai Barça, destacó que “el acuerdo es bueno”, pero que “cuando se estudia algún el proyecto a fondo hay dudas”. El club trabaja en base a una financiación de 825 millones de euros a devolver en 30 años con cinco años de carencia. Por otro lado, en relación a un posible traslado a otro estadio para acelerar las obras, aseguró que “hay que hacer un estudio y si entendemos que en lugar de cinco años podemos estar dos en otro sitio, lo someteremos a referéndum”.

 

En relación a los patrocinadores, para Giró “no hay que desmerecer los ingresos tradicionales” y hay que revisar por qué “varios patrocinadores han renovado a la baja”. “No veo ningún proyecto digital que nos aporte 75 millones de euros, sólo veo al patrocinador fiel que está al lado del club”, afirmó, recordando que hay categorías de patrocinio vacantes.

 

Finalmente, en relación a nuevas vías de ingresos y a la digitalización, “con Barça Studios hay mucho camino por hacer” avanzó. “Al final del mandato creemos que podremos llegar a los 60 millones de euros con una OTT (plataforma audiovisual over-the-top)”, aseguró, comprometiéndose a “digitalizar internamente el club para hacer la gestión más eficiente”.