08 Dic 2021 | 02:24

Líder en información económica del deporte

Clubes

Josep Maria Bartomeu y Óscar Grau, detenidos por el caso Barçagate

El responsable de los servicios jurídicos, Román Gómez, el exasesor de la presidencia, Jaume Masferrer, también han sido detenidos en el marco de la investigación del presunto caso de administración desleal.

Palco23

01 mar 2021 - 12:17

Josep Maria Bartomeu y Óscar Grau, detenidos por el caso Barçagate

 

 

Otro terremoto en el FC Barcelona. El expresidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, el consejero delegado del club, Óscar Grau, el exasesor de la presidencia, Jaume Masferrer, y el responsable de los servicios jurídicos, Román Gómez, han sido detenidos por los Mossos d’Esquadra en el marco de la investigación del Barçagate, según ha avanzado la Ser.

 

Esta mañana la policía autonómica ha registrado las oficinas los departamentos de finanzas, legal y compliance del club azulgrana. La investigación de los Mossos empezó después de que el mismo juzgado de la capital catalana admitiera a trámite (el pasado 14 de abril) una denuncia presentada por el grupo de socios Dignitat Blaugrana por presunta administración desleal y/o corrupción entre particulares.

 

El caso del Barçagate, desvelado por la cadena en febrero, apuntó directamente al director del área de presidencia, Jaume Masferrer, quien, supuestamente, contrató a I3 Ventures para llevar a cabo un monitoreo de las redes sociales, así como atacar a los opositores de la junta y a varios jugadores y personas de referencia del mundo culé.

 

 

 

 

Además, el estallido provocó una crisis institucional en el Camp Nou y obligó a la junta de Bartomeu a abrir una auditoría interna realizada por PwC, que descartó que el club hubiera ordenado la creación de las cuentas en redes sociales para desprestigiar a adversarios políticos o a jugadores como Lionel Messi y Gerard Piqué.

 

El escándalo también se saldó con la dimisión de seis miembros de la junta, entre ellos Emili Rousaud, quien debía liderar la candidatura continuista a las próximas elecciones del club y que ya avisó tras su salida de que “alguien ha metido la mano en la caja”. Bartomeu no dimitió hasta el 27 de octubre, cuando ya se había presentado una moción de censura en su contra.

 

El próximo 7 de marzo el club celebra elecciones. Las detenciones se suman a un contexto muy complicado para un club que se enfrenta a las elecciones más importantes de su historia contemporánea, inmerso en un proceso de reconstrucción que pasa por un cambio en la presidencia, la revisión del modelo deportivo tras cinco fracasos consecutivos en Europa y la ejecución del proyecto del Espai Barça, clave como herramienta de generación de ingresos que permita asegurar que el futuro del club está en manos de sus actuales propietarios, los socios.