Líder en información económica del deporte

Clubes

El Real Valladolid levantará una nueva ciudad deportiva en dos años con el capital de CVC

El club blanquivioleta, recién descendido a LaLiga Smartbank, tiene previsto cerrar el ejercicio 2020-2021 con unas “pérdidas controladas”. Desde la llegada de Ronaldo en el club en 2018 se han invertido 7,5 millones en reformas.

El Real Valladolid levantará una nueva ciudad deportiva en dos años con el capital de CVC
El Real Valladolid cuenta con 18.000 abonados en la actual temporada para ayudar al equipo a lograr el ascenso a Primera División

Albert Ferrer

14 oct 2021 - 05:00

El Real Valladolid hace uso de los fondos de CVC. El club blanquivioleta, que esta temporada disputa LaLiga Smartbank, se encuentra actualmente en conversaciones con el Ayuntamiento de Valladolid para recibir la aprobación del consistorio para edificar en los anexos una nueva ciudad deportiva.

 

Está previsto que el nuevo complejo se termine en los próximos dos años y el club acelere el proceso con los fondos recibidos del acuerdo de LaLiga con CVC Capital Partners, cuya cantidad correspondiente al club blanquivioleta se cifra en 42 millones de euros.

 

Un 70% del montante económico debe destinarse a crecimiento en infraestructuras, crecimiento de personal para la comunicación, márketing y digitalización del club; un 15% para cancelar deuda y el 15% restante para aumentar el límite de coste de plantilla. El pago se estructurará en cuatro plazos, por lo que el Real Valladolid recibirá financiación hasta 2024.

 

“Actualmente contamos con cuatro campos en la ciudad deportiva; queremos ampliar el número de terrenos de juego y construir un edificio residencial para los jugadores”, ha explicado a Palco23 David Espinar, director del gabinete de presidencia del Real Valladolid.

 

 

 

 

Aunque los términos económicos de la operación no han trascendido, según el reparto estructurado por el acuerdo de CVC con LaLiga, la entidad vallisoletana podría llegar a invertir como máximo algo más de treinta millones de euros en la construcción y renovación de infraestructuras. Desde la entrada de Ronaldo en la entidad en 2018, se han invertido 7,5 millones en reformas en el propio estadio y en los campos anexos de la ciudad deportiva. Estas actuaciones incluyen el taponado del foso del José Zorrilla, la implementación de tres filas nuevas de asientos, la mejora del gimnasio y la nueva sala de prensa, además de la creación de una tribuna.

 

Ronaldo adquirió en septiembre de 2018 el 51% de las acciones del club y en 2019 su participación al 72%. Su predecesor, el empresario Carlos Suárez, cuenta actualmente con un 10% del capital. El porcentaje restante son paquetes accionariales muy pequeños correspondientes a distintos empresarios.

 

Tras consumarse el descenso del Real Valladolid la temporada anterior, el club tiene previsto cerrar el ejercicio 2020-2021 con “pérdidas controladas”, según advierte el ejecutivo. Aunque el presupuesto de la actual campaña aún no está cerrado, la entidad cuenta con el segundo límite salarial más alto de la categoría de plata, con 29 millones de euros.

 

A cierre del ejercicio 2020 (finalizado el 30 de junio del año anterior), la deuda concursal de la entidad se cifraba en 6,4 millones de euros, rebajada en ocho millones de euros respecto al cierre del año anterior.

 

El pasivo no corriente de la entidad se situaba en 8,9 millones de euros, mientras que el pasivo corriente ascendía a 35 millones de euros, de los cuales más de once millones correspondían a deudas con el personal deportivo.

 

El Real Valladolid cuenta con 18.000 abonados en la actual temporada para ayudar al equipo a lograr el ascenso a Primera División. “El año pasado renovamos los abonos gratuitamente y de forma automática a los 22.000 abonados que teníamos”, señala Espinar. Antes del cierre de los estadios a causa de la pandemia, el ticketing y los abonos del Real Valladolid suponían unos ingresos de más de tres millones de euros. Además, durante el transcurso del Covid-19, el club no aplicó ningún expediente de regulación de empleo (Erte) a los 229 empleados de la entidad.