01 Dic 2021 | 23:11

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Everton FC pierde 14,6 millones en 2017-2018 por las indemnizaciones a entrenadores

El club de la Premier League pagó 37,8 millones por los costes asociados al cambio de consejero delegado y el despido de los técnicos Ronald Koeman y Sam Allardice. La facturación subió un 10%, hasta 210,2 millones de euros.

Palco23

18 dic 2018 - 15:44

El Everton FC pierde 14,6 millones en 2017-2018 por las indemnizaciones a entrenadores

 

 

La mala planificación deportiva puede tener un alto impacto en el terreno de juego, pero también en la cuenta de resultados. El Everton FC cerró 2017-2018 con unas pérdidas de 13 millones de libras (14,6 millones de euros) que atribuye a las altas indemnizaciones que tuvo que satisfacer por despidos. Una cuestión que empañó una mejora del 10% en la facturación, que alcanzó los 189 millones de libras (210,2 millones

 

El equipo de la Premier League jamás había conseguido un volumen de ingresos tan elevado, pero tampoco se le habían disparado antes los costes de la manera en que lo hicieron el último año. La dirección admite una partida extraordinaria de 34 millones de libras (37,8 millones de euros) para el pago de indemnizaciones por los cambios en la dirección general y el despido del cuerpo técnico en dos ocasiones, primero el de Ronald Koeman y después del de Sam Allardice.

 

El club de fútbol acabó la liga en octava posición y batió su récord de abonados, con 31.282 personas que fueron la base de una asistencia media de 38.797 espectadores en Goodison Park. Datos que sedujeron a compañías como Rovio, cuyo videojuego Angry Birds figura en la manga de la camiseta, o SportPesa, que se estrenó en el frontal de la equipación. En total, los ingresos comerciales subieron un 34%, hasta 20,7 millones de libras (23 millones de euros).

 

Esta mejora fue acompañada de un avance del 16% por día de partido y un estancamiento de los ingresos por televisión, que pasaron de 130,5 millones a 130 millones de libras (144,6 millones de euros). Se desconoce cuáles fueron las plusvalías por traspasos de futbolistas, pero sí el impacto de la inversión en plantilla: su valor en balance se ha doblado en un año, hasta 240 millones de libras (267 millones de euros) tras las llegadas de Michael Keane, Gylfi Sigurdsson, Cenk Tosun, Theo Walcott y Jordan Pickford.

 

 

 

 

En términos de gasto, la potenciación del primer equipo hizo que el pago de nóminas se disparara un 39%, hasta 145,5 millones de libras (161,8 millones de euros). Las amortizaciones de estos fichajes exigieron 66,9 millones de libras (74,4 millones de euros), un 79% más. “La relación entre todos los salarios y la facturación del club ha aumentado, del 61% en 2017 al 77% en 2018”, admite la dirección.

 

Uno de los proyectos estrella de la actual propiedad es la construcción del nuevo estadio, cuyo diseño y otros trabajos previos consumieron 11,4 millones de libras (12,7 millones de euros). “Estos costes no pueden capitalizarse hasta que se haya otorgado el permiso de planificación”, señala el Everton, que este año ha recibido préstamos por 250 millones de libras (278 millones de euros) por parte de su máximo accionista, Farhad Moshiri.

 

El presidente de club de Liverpool, Bill Kenwright, ha señalado que, con el actual propietario “manteniendo su compromiso excepcional”, esperan que el negocio continúe creciendo. “El crecimiento comercial demuestra nuestro progreso y tenemos una visión para el club que es compartida dentro y fuera del terreno de juego por nuestro accionista mayoritario, nuestro presidente, nuestra junta directiva, el equipo de gestión y el área deportiva”, ha añadido Denise Barrett-Baxendale, directora general.