20 May 2022 | 02:39

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Barça expedienta a otros 747 abonados y venderá directamente el asiento de los socios ‘ausentes’

El club ha detectado que otro grupo de miembros cedía sus datos para que se compraran entradas a menor precio con tal de revenderlas, en una operación que sigue a la iniciada y con la que cazó a otros 2.823 miembros.

09 abr 2019 - 10:24

El Barça expedienta a otros 747 abonados y venderá directamente el asiento de los socios ‘ausentes’

 

 

El FC Barcelona continúa con su lucha contra la reventa de entradas por parte de sus socios. El club ha culminado una nueva acción antifraude con la apertura de expedientes a 747 socios que cedían sus datos personales para que se compraran entradas a menor precio que después se revendían. “Los operadores de estos datos han tenido acceso a la compra de miles de entradas en condiciones de precio y calidad muy ventajosas”, señala la junta directiva.

 

La entidad deportiva considera que se ha producido nuevamente un perjuicio económico, porque las personas implicadas pudieron “realizar una reventa lucrativa en perjuicio de los intereses sociales y económicos del club”. En esta ocasión no se han cuantificado las pérdidas ocasionadas por estos socios.

 

Una de las decisiones inmediatas por parte del Barça ha sido la rescisión del contrato que mantenía con tres touroperadores que se habrían beneficiado de estos pases al Camp Nou. De esta manera, la dirección continúa racionalizando las empresas externas con las que colabora en la venta de entradas en caso de que no se ajusten a los acuerdos de distribución.

 

En cuanto a los socios que han sido detectados incumpliendo las normas, se exponen a duras sanciones que pueden suponer la suspensión de la condición de socio durante un mínimo de cuatro meses y un máximo de dos años, e incluso la pérdida de la condición de socio. “Agradecemos la colaboración de los socios en esta lucha por erradicar todas las conductas fraudulentas que conllevan graves perjuicios”, señala la junta directiva.

 

Esta es la segunda gran operación contra el fraude que lleva a cabo el club en menos de un año, después de que en mayo de 2018 desarticulara una red que manejaba 2.823 abonos de forma ilegal y que causó un perjuicio de 1,5 millones de euros.

 

En paralelo, la junta directiva anunció ayer la introducción de nuevas medidas para conseguir que los socios con pase de temporada den uso a ese carné, o al menos lo liberen para que pueda ser comercializado. Hasta octubre, la media de socios abonados que ni asisten al estadio, ni liberan su asiento, era del 20%, aproximadamente, en cada partido.

 

Para combatir esta situación, el club ha decidido aplicar varias medidas, entre las que destaca el Seient Lliure a la inversa. De esta manera, el área de ticketing podrá utilizar los asientos de estas personas si no hay confirmación previa por parte de los socios de que acudirán o liberarán la localidad. También habrá incentivos, como regalos, “siempre con el objetivo de fomentar la asistencia del socio abonado y, en caso de liberación, priorizar el colectivo de socios inscritos en la lista de espera”.