07 Dic 2021 | 09:26

Líder en información económica del deporte

Clubes

El AC Milan, excluido de Europa League en 2019-2020 para zanjar la investigación de Uefa

El club italiano y la confederación han alcanzado un acuerdo que pone fin a los expedientes por incumplimiento en materia de fair play financiero, que permitirá al Torino jugar la competición internacional.

Palco23

28 jun 2019 - 13:09

El AC Milan no jugará la Europa League en 2019-2020. Es la sanción que el club italiano ha acabado aceptando a cambio de que la Uefa ponga fin a los expedientes iniciados por el incumplimiento de las normas de fair play financiero. De esta forma, el club se ahorra la sanción económica, aunque a costa de eso perderá los ingresos potenciales que habría recibido por competir en Europa League. Su lugar en este torneo será ocupado por el Torino FC.

 

El acuerdo alcanzado por mediación del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) establece que el conjunto rossonero “está excluido de participar en las competiciones de clubes de la Uefa en la temporada 2019-2020 como consecuencia del incumplimiento de sus obligaciones” entre 2015 y 2018. Ahora, esos ejercicios no serán analizados, ahorrando una importante multa.

 

El pasado abril, la confederación anunció que abría un nuevo expediente, ahora cerrado, que abarcaría los ejercicios 2016, 2017 y 2018, en los que las pérdidas agregadas superan los 226 millones de euros. Es decir, un año adicional al del periodo investigado en el anterior proceso (2015-2017) y que terminó con una sanción de 12 millones de euros y la amenaza de una posible exclusión de las competiciones europeas si en 2022 no resolvía sus problemas.

 

El reto de reconducir el negocio del Milan está en manos de Ivan Gazidis, cuya prioridad es asegurar la presencia del primer equipo en Champions League, pues asegura un elevado volumen de ingresos para cuadrar las cuentas. A su vez, esa presencia internacional daría un impulso al negocio comercial, que en 2017-2018 cayó un 10,4% por la decisión de rescindir anticipadamente su acuerdo con Adidas para firmar por Puma; ahora, también negocia renovar al alza con Emirates, algo que dependerá de su continuidad en la élite.

 

En total, los ingresos por televisión pasaron de 98,4 millones a 109,3 millones de euros, mientras que la taquilla se disparó un 61,2% y alcanzó los 35,3 millones. Por el contrario, la factura por publicidad y patrocinio retrocedió un 12,3%, hasta 44,7 millones de euros, que la dirección atribuye a una reducción de los pagos de Adidas en su último año de contrato; la división de merchandising fue inferior en un 5,8%, hasta 17,8 millones. Por otro lado, las plusvalías por traspasos se multiplicaron por siete, hasta 255,8 millones.