08 Ago 2022 | 01:06

Líder en información económica del deporte

Clubes

D. Rivas (CN Echeyde): “Las federaciones deben hacer un esfuerzo para el waterpolo femenino”

La entidad de waterpolo de Tenerife perdió su sección femenina durante la pandemia, pero apostó otra vez por ella haciendo una inversión y la temporada pasada logró el ascenso de la categoría a la Primera División española.

D. Rivas (CN Echeyde): “Las federaciones deben hacer un esfuerzo para el waterpolo femenino”
La categoría femenina milita en la Primera División del waterpolo español.

A. Chiva

13 dic 2021 - 05:00

El club de waterpolo Tenerife Echeyde se tira a la piscina con su sección femenina. La entidad de Tenerife empezó con su categoría femenina hace varios años, sin embargo, la sección dejó de competir con la llegada de la pandemia. “Las chicas dejaron de competir, no teníamos una base sólida”, explica David Rivas, presidente del club. Sin embargo, al retomar las competiciones, el club Echeyde de Tenerife reemprendió su sección femenina que ahora milita en la Primera División, la segunda categoría después de la División de Honor.

 

El club apostó por la categoría haciendo una inversión y a las chicas que se apuntaron no se les hizo pagar cuotas ni gastos por equipamiento. “Fue algo positivo que nos permitió fichar”, sostiene Rivas. Sin embargo, el presidente considera que, para tener un equipo que sirva de ejemplo, “se necesitan recursos, el apoyo de las administraciones y de la federación”.

 

Las instituciones cuentan con programas de apoyo a la mujer en el deporte y facilita subvenciones para fundamentar las secciones femeninas y que los clubes inviertan en ello, pero “no aplica acciones para educar o promocionar estas categorías y son necesarias”, explica el presidente, que también echa en falta el impulso de la Real Federación Española de Waterpolo. “Nosotros conseguimos hacer un esfuerzo económico, pero nos gustaría que las federaciones también lo hicieran para fomentar el waterpolo femenino”, añade.

 

El waterpolo femenino en España vive en una situación buena. La selección española participa en los Juegos Olímpicos, donde ha triunfado consiguiendo medallas de plata en las olimpiadas de Londres 2012 y en las últimas en Tokio. Sin embargo, Rivas considera que “faltan muchas cosas por hacer y mejorar para que haya más licencias y más equipos”.

 

En el waterpolo en España sigue existiendo una brecha importante en cuanto a licencias nacionales: el 68% de las licencias son masculinas, mientras que el 32% son femeninas, y en división nacional hay tres ligas masculinas y dos femeninas. “Sigue existiendo un desequilibrio entre ambas secciones”, apunta Rivas.

 

 

Para el ejecutivo, hay barreras que frenan el desarrollo del waterpolo femenino como la cultura deportiva y la falta de impulso por parte de los medios de comunicación. “Los grandes deportes están muy mediatizados y echamos de menos la presencia de otras disciplinas importantes como es el waterpolo, podemos ganar la copa del mundo, que si ocurre cualquier cosa en el fútbol será noticia”, añade.

 

El presidente, que lleva quince años al frente del club, mantiene el reto de captar patrocinadores a pesar de sus dificultades por invertir en waterpolo. “Hay que seguir tocando puertas como he hecho siempre, pero es difícil: los patrocinadores aseguran el tiro en otros deportes como el fútbol ya que así no tienen que hacer ningún estudio de retorno de inversiones publicitarias”, sostiene el presidente de la entidad.

 

El club de Tenerife cuenta con un presupuesto de 400.000 euros para la presente temporada y el presidente considera que se podrá cumplir. El curso pasado, el presupuesto era de 200.000 euros y se pudo cumplir. El aumento de presupuesto se debe a la presencia de tres equipos en altas categorías y que a causa de ello las subvenciones por parte de las instituciones aumentan.

 

Los ingresos del club se dividen en dos partidas y las administraciones tienen mucha presencia. El 90% de los ingresos provienen de las administraciones que facilitan subvenciones y el 10% restante proviene de patrocinadores. La entidad no cuenta con ingresos por partidas de ticketing, entradas o abonados.

 

 

“Vivimos de las subvenciones, llegan tarde y asumimos los pagos mediante créditos o aportaciones personales que se cubren luego con el ingreso de las ayudas”, explica el presidente.

 

El club cuenta con 120 licencias, de las que alrededor de cuarenta son niños que pagan cuotas para jugar. Las instalaciones deportivas de la entidad son propiedad del Ayuntamiento.

 

La estructura del club se divide en la parte directiva que cuenta con la junta (presidente, vicepresidente, secretario, tesorero y vocal) y su estructura deportiva, que abarca entrenadores y coordinadores. “Todos ellos aportan en el proyecto de manera altruista, somos una entidad sin ánimo de lucro”, explica el presidente.