10 Ago 2022 | 13:48

Líder en información económica del deporte

Clubes

Josep Sagués (CPA Olot): “Las patinadoras tienen que ser consideradas de alto rendimiento”

El presupuesto del Club Patinatge Artístic Olot es de 143.000 euros para 2021, un año en el que se ha competido en un mundial. En 2020, el año de la pandemia del Covid-19, el club no pudo obtener ingresos y cerró en pérdidas.

Josep Sagués (CPA Olot): “Las patinadoras tienen que ser consideradas de alto rendimiento”
El Club Patinatge Artístic Olot ha conseguido el oro en el campeonato del mundo de Paraguay.

Palco23

18 oct 2021 - 05:00

Más visibilidad para el patinaje artístico. Tras las recientes hazañas del patinaje artístico español en campeonatos del mundo, Josep Sagués, presidente del Club Patinatge Artístic Olot (CPA Olot), reclama que las patinadoras que representan a España sean consideradas deportistas de alto nivel o rendimiento y que tengan un reconocimiento.

 

La formación y la base del patinaje artístico en España cada vez están más consolidadas y el presidente considera la formación como “muy buena”, destacando el cambio de criterios y normativas en el que están inmersos.

 

Sagués se refiere en particular al Rollart, una nueva fórmula de valorar el patinaje artístico que premia más la creatividad y el espectáculo. “El RollArt es un nuevo concepto de técnica artística que proviene del hielo, la puntuación es más justa y es un cambio que hace que el patinaje gane retos y oportunidades para seguir estando arriba en un futuro junto a los italianos”, explica el presidente. Para Sagués, este cambio es “una oportunidad, la manera de patinar y puntuar aportará un plus a este deporte”.

 

 

 

 

El patinaje artístico tiene una base significativa, sobre todo en Cataluña, y va creciendo en todo el país. Galicia, Andalucía y otras comunidades cuentan cada vez con más técnicos que están haciendo un intenso trabajo de formación. Muchos de los profesionales que llegan al país para enseñar provienen de Italia, donde hay muy buenos técnicos y el nivel del patinaje artístico destaca en los campeonatos europeos y mundiales.

 

Sin embargo, hay barreras para su desarrollo, especialmente en lo que se refiere a su visibilidad y a la cobertura mediática. “Al ser un deporte minoritario y que no es olímpico a veces nos vemos en situaciones complicadas que hacen sentir al patinaje artístico como un deporte residual”, reclama Sagués. “En realidad es todo lo contario y que se puede estar en lo más alto del podio mundial”, enfatiza.

 

Si bien el patinaje artístico sobre hielo es deporte olímpico, que compite en los Juegos de Invierno, el de ruedas todavía no lo es, si bien la Federación Internacional está reconocida por el Comité Olímpico Internacional.

 

En España, a cierre de 2020 había 65.130 federados a la Real Federación Española de Patinaje, un 1% menos que el año anterior. La entidad engloba modalidades como el hockey patines, patinaje artístico, hockey línea, patinaje de velocidad, scooter, roller o skate.

 

 

 

Otro de los desafíos al que se enfrenta el sector es ganar atracción en los campeonatos y, para eso, es clave la forma en la que se retransmite el deporte en televisión. “Tenemos que coger la costumbre de Italia, tener las pistas completamente limpias, que sean de color blanco, y que el seguimiento de los medios sea de calidad”, ejemplifica.

 

El directivo reclama el seguimiento de los medios argumentando que “no es lo mismo retransmitir un partido de fútbol donde los planos interesantes son los cortos, que retransmitir el patinaje donde lo interesante es ver un plano largo” y que “en los últimos años se ha pedido que todas las plataformas de distribución de televisiones tengan un poco de formación y criterio”, reivindica.

 

En cuanto a aumentar el número de patrocinadores en este deporte, Sagués destaca que “hay mucho campo que recorrer”. “Patrocinios y colaboradores aparecerán en el momento en el que haya una buena plataforma visual, atractiva e interesante”, asegura. “Si el consumidor tiene interés en el producto, los patrocinadores vendrán solos. Hace falta trabajar en el ámbito de hacerlo atractivo y visual y atraer al que lo ve con planos que interesen”, sostiene.

 

 

Presupuesto al alza

 

El presupuesto del CPA Olot es de 143.000 euros para 2021, un año en el que se ha competido en un mundial. En el año del Covid-19, el club no pudo obtener prácticamente ingresos y cerró en pérdidas. “No se cobraron cuotas, las deportistas no podían entrenar con normalidad”, manifiesta Sagués.

 

Con la llegada del Covid-19, las instalaciones debieron cerrar de forma total y las clases se continuaron realizando de manera telemática. Josep Sagués explica que “esto causó dudas a muchas patinadoras que se cuestionaron su continuidad, un hecho que no fue positivo pero del que el club se ha ido recuperando y al final la perdida de las patinadoras ha sido mucho más leve de lo que se esperaba”.

 

“Los ingresos del club son las cuotas de las familias, que pagan para formar a sus hijos e hijas con el aprendizaje de patines”, explica el presidente. “Las campañas por la clasificación requieren financiamiento externo de empresas de nuestra comarca, la Garrotxa”; “Olot y su comarca son potencial de empresas que por vinculo personal o profesional con el club nos ayudan siendo socios financieros”, añade.

 

Los patrocinadores que tiene hasta ahora el club no suponen ingresos, ayudan aportando material. “Consiste en material que tiene que ver con el patinaje, nos va bien, ya que el dinero que recibiríamos sería igual para esto: patines, botas, indumentaria, atrezos… En definitiva, todo lo que el club necesita para la competición diaria”, explica el directivo de Olot.

 

La entidad tiene una estructura reducida y no retribuida. “Cada uno aporta su granito de arena para sacar al club adelante”, destaca Sagués. “Sólo hay un trabajador y los demás son colaborades que lo hacen de manera desinteresada”, sostiene.

 

El club está formado por alrededor de 150 patinadores y patinadoras. Internamente, se divide en dos áreas, la deportiva y la directiva. Esta última trata el día a día de la sección económica, se encarga de las cuotas, los gastos y su organización, de la logística interna como el vestuario y desplazamientos a campeonatos.

 

“Cuando hay actos o Les festes del Tura, la fiesta local de Olot, el club monta su espacio con la ayuda del Ayuntamiento donde hacen bocadillos y es una ayuda económica”, explica. “También se hacen dos festivales al año organizados por el club y sirven para mostrarnos y enseñar lo que hacen las patinadoras y también es una fuente de financiación para pagar los gastos que tenemos durante el año”, destaca.

 

El patinaje artístico ha vuelto hacer historia en España después de que el club haya conseguido el oro en el campeonato del mundo de Paraguay. Josep Sagués destaca el crecimiento del patinaje artístico en la modalidad de Grupos-Shows Grandes, desde que el club empezó a competir en 2002, y en la modalidad individual, donde considera el trabajo de Pau García (AS Cunit) tras proclamarse campeón de Europa con récord incluido.