22 May 2022 | 03:51

Líder en información económica del deporte

Clubes

Bartomeu: “El Barça es hoy más fuerte, sostenible y solidario que nunca”

Los compromisarios del club han aprobado por amplia mayoría la liquidación de las cuentas de 2017-2018, que recogen un aumento del 48% de la masa salarial y el beneficio neto más bajo del último lustro. La comisión económica avala el proyecto, que asume que es exigente.

M.M.A.

20 oct 2018 - 15:00

Bartomeu: “El Barça es hoy más fuerte, sostenible y solidario que nunca”

 

 

Josep Maria Bartomeu ha logrado alcanzar el ecuador de su mandato con el respaldo de los socios. “El Barça es hoy más fuerte, sostenible, comprometido y solidario que nunca”, ha señalado el presidente en su intervención inicial ante la asamblea. Lo ha hecho antes de someter a votación la liquidación de las cuentas de 2017-2018, que ha obtenido el aval de los compromisarios con 621 votos a favor, 97 en contra y 51 abstenciones. Eso sí, con la masa salarial y el endeudamiento nuevamente como temas estrella.

 

El club cerró el último ejercicio con unos ingresos récord de 914 millones de euros, pero con el beneficio neto más bajo de los últimos cinco años con 13 millones. “El objetivo no es tener un beneficio alto, sino maximizarlo para tener más opciones de ganar títulos”, ha argumentado Enrique Tombas, tesorero de la junta. En este sentido,destaca el fuerte aumento de la masa salarial, que subió en un 48% interanual, hasta 633 millones de euros.

 

“Nos sentimos orgullosos de los 19 títulos ganados entre todos los equipos profesionales del club, consiguiendo seis copas del Rey y la Reina, que ha sido un récord histórico, así como los seis títulos del balonmano y el triplete del hockey patines”, ha enfatizado Bartomeu, nuevamente crítico con la obligación de competir con “clubes-estado” o participados por fondos de inversión. Y para mantener la competitividad en este entorno, ha recordado que siguen trabajando en nuevas líneas de ingresos para alcanzar los 1.000 millones de ingresos, con proyectos como la monetización de la actividad en entornos digitales o la actividad de las oficinas de Hong Kong y Nueva York.

 

 

 

 

Óscar Grau, director general, ha sacado pecho con el proyecto de 2018-2019, que supone alcanzar una facturación récord de 960 millones de euros. Se trata de la cifra más alta jamás obtenida por una entidad deportiva, pero vuelve a sustentarse otra vez en la obtención de 131 millones de euros en ingresos por traspasos de futbolistas. “Se ha consolidado la venta de jugadores de forma recurrente”, ha valorado Carlos Tusquets, presidente de la comisión económica.

 

El primer ejecutivo del Barça ha vuelto a desgranar cuáles serán las principales palancas de crecimiento, donde destaca el nuevo ciclo audiovisual de la Uefa. Esta situación hará que los ingresos por televisión y competiciones suban un 28%, hasta 267 millones de euros. Eso, contemplando solo ganar el título liguero y alcanzar los cuartos de final de la Champions League, como se hace cada año.

 

Otra novedad importante es la integración del negocio de merchandising, que hasta el año pasado gestionaba Nike y que supondrá consolidar unos ingresos adicionales de 60 millones de euros. Ahora bien, la gran novedad del nuevo acuerdo es que también sube la rentabilidad de esta actividad, pues el año pasado el beneficio neto que se quedó el club por estas ventas fue de 13 millones y ahora serán 20 millones anuales.

 

De ahí que el área de márketing tenga un presupuesto de 356 millones de euros en ingresos, un 42,8% más interanual. De no ser por esta razón, en realidad se produciría una caída del 1% pese a que en 2018-2019 también entra ya en vigor la mejora del patrocinio técnico de Nike y el ascenso de Beko, que doblará sus pagos hasta 19 millones para extender su presencia en la manga de la camiseta de juego a la ropa de entrenamiento.

 

 

 

 

Por último, las cuotas de socios se mantendrán en 18 millones de euros, mientras que la explotación del estadio se espera que suba un 3%, hasta 188 millones. Se trata de una cifra incluso a los 195 millones que inicialmente se querían conseguir ya en 2017-2019, pero Grau ha admitido que el impacto de los atentados en Barcelona en agosto del año pasado se ha hecho notar en la facturación por venta de entradas.

 

Tusquets, que el año pasado fue muy crítico con el aumento del gasto en nóminas, ha suavizado hoy su discurso. “Pese a eso, el resultado después de impuestos ha sido positivo”, ha comentado en referencia al aumento de los costes de plantilla. Cuestionado sobre los niveles de endeudamiento, ha defendido la gestión de la junta directiva, recordado que “también se ha incrementado el ebitda (capacidad del club para generar caja), así que en el corto plazo no es preocupante”. 

 

De cara al futuro, el banquero ha apuntado que “es un presupuesto exigente, que obligará a trabajar mucho para cumplirlo y un esfuerzo importante para sustituir ingresos poco previsibles y volátiles por otros más recurrentes ”. Además, ha compartido el riesgo que supone presupuestar altos importes por traspasos. “Es una partida recurrente, pero muy diferente un año respecto a otro. Por eso, su estimación futura sufre una gran volatilidad”, ha advertido.