19 May 2022 | 10:04

Líder en información económica del deporte

Media

La Federación de Natación firma el mayor patrocinio de su historia con Premaat

Iberdrola, que ya no tiene el naming right de la División de Honor femenina, deja en el aire su acuerdo de mecenazgo, por el que al menos el 65% del acuerdo económico iba a parar a las arcas de los clubes.

P. López

07 nov 2018 - 04:58

Premaat, que el año pasado tenía los naming de la División de Honor masculina, ha ampliado su apoyo al femenino y a las selecciones absolutas

 

 

El waterpolo profesional juega sobre seguro. La aseguradora Premaat ha dado un paso adelante en el mundo de la piscina tras convertirse en sponsor directo de las selecciones de waterpolo y ampliar su apoyo a la División de Honor femenina. La compañía, que en 2017 se convirtió en patrocinador oficial de la Federación de natación (Rfen) hasta 2020, aporta alrededor de 900.000 euros al organismo.

 

El gran cambio respecto a la temporada anterior es que Premaat ha adquirido los naming rights de la División de Honor Femenina, un activo que hasta ahora explotaba Iberdrola. La energética ha dejado en el aire su acuerdo de mecenazgo, que finaliza en diciembre de 2019, según ha podido saber Palco23. Ante esta situación, la aseguradora optó por adquirir esos derechos con el fin de dar nombre a las dos mayores ligas de waterpolo del país, ya que el año pasado tenía los naming de la División de Honor masculina. El pasado verano, este apoyo se hizo extensivo a los equipos nacionales masculinos y femeninos.

 

El acuerdo de Premaat alcanzará hasta diciembre de 2020, año en que se disputan los Juegos Olímpicos de Tokio. “Continuará teniendo la misma visibilidad que el año pasado en las vallas publicitarias y durante los campeonatos de sincronizada, saltos, natación y waterpolo, con el añadido de que con su apoyo se han creado las ligas Premaat”, explican a este diario fuentes de la Federación. La aportación de la aseguradora la ha convertido en el mayor patrocinador de la historia del organismo.

 

 

 

 

En cuanto a Iberdrola, su continuidad está en el aire. Hasta finales de año seguirá siendo mecenas, una categoría que según fuentes cercanas al acuerdo no necesariamente se ve compensada con visibilidad publicitaria durante los torneos. La energética ya no tiene los naming rights de la liga femenina de waterpolo, pero sigue teniendo visibilidad. La compañía ha recibido dos propuestas de la Rfen para seguir vinculada al organismo, pero por el momento no han sido aceptadas, según ha podido saber este diario.

 

El apoyo de Iberdrola al waterpolo femenino no solo ha estado dirigido al fomento de la visibilidad y la difusión del campeonato, sino especialmente a los clubes. El 65% de su aportación económica iba directamente a las arcas de las entidades que compiten en la División de Honor femenina, debido a que la compañía participar en el Programa Universo Mujer. Con la pérdida del naming, también pierde visibilidad en las emisiones de los partidos por streaming, ya que durante la pasada temporada su logotipo aparecía en la retrnamisión y esta campaña ese activo lo ha adquirido Premaat.

 

 

 

 

La aseguradora dio su primer gran salto en el mundo del patrocinio con la Rfen en junio de 2017. “Nos permite englobar muchos deportes, como la natación, el waterpolo, aguas abiertas, saltos y la sincronizada”, explicó entonces el director de negocio de la compañía, David Rodríguez, en un reportaje de la serie de Palco23 sobre la estrategia de patrocinio deportivo de las marcas. Anteriormente, la compañía también había firmado acuerdos de esponsorización a nivel local con deportes minoritarios.

 

Además de Premaat, los principales patrocinadores de la Rfen son Halcón Viajes, LaLiga4Sports y Fluidra, que ocupan la categoría platino; Topsec Loterías y Apuestas del Estado y el Ayuntamiento de Tamaguchi (Japón), como sponsor oro, y Speedo, Turbo y Errea, como patrocinadores técnicos.

 

La Federación nada entre beneficios

 

La Rfen tiene un presupuesto de 11,2 millones de euros para 2018, gracias a la generación de recursos propios y al apoyo del Consejo Superior de Deportes (CSD). El organismo público ha aportado 4,4 millones de euros a lo largo de esa temporada, una ayuda que se suma a los 2,4 millones de euros que el Ayuntamiento de Barcelona ha aportado a la Rfen por la organización del Campeonato de Europa de Waterpolo.

 

Esta subvención está contabilizada como recursos propios en los datos financieros que figuran en el portal de transparencia de la Federación. El Europeo reportó en total 3,2 millones de euros en ingresos, lo que permitió a la Rfen cerrar el tercer trimestre del año con unos beneficios de 1,1 millones de euros. Un total de 1,5 millones procedieron de los ingresos por patrocinio.

 

 

El waterpolo profesional juega sobre seguro. La aseguradora Premaat ha dado un paso adelante en el mundo de la piscina tras convertirse en sponsor directo de las selecciones de waterpolo y ampliar su apoyo a la División de Honor femenina. La compañía, que en 2017 se convirtió en patrocinador oficial de la Federación de natación (Rfen) hasta 2020, aporta alrededor de 900.000 euros al organismo.

 

El gran cambio respecto a la temporada anterior es que Premaat ha adquirido los naming rights de la División de Honor Femenina, un activo que hasta ahora explotaba Iberdrola. La energética ha dejado en el aire su acuerdo de mecenazgo, que finaliza en diciembre de 2019, según ha podido saber Palco23. Ante esta situación, la aseguradora optó por adquirir esos derechos con el fin de dar nombre a las dos mayores ligas de waterpolo del país, ya que el año pasado tenía los naming de la División de Honor masculina. El pasado verano, este apoyo se hizo extensivo a los equipos nacionales masculinos y femeninos.

 

El acuerdo de Premaat alcanzará hasta diciembre de 2020, año en que se disputan los Juegos Olímpicos de Tokio. “Continuará teniendo la misma visibilidad que el año pasado en las vallas publicitarias y durante los campeonatos de sincronizada, saltos, natación y waterpolo, con el añadido de que con su apoyo se han creado las ligas Premaat”, explican a este diario fuentes de la Federación. La aportación de la aseguradora la ha convertido en el mayor patrocinador de la historia del organismo.

 

Premaat, que el año pasado tenía los naming de la División de Honor masculina, ha ampliado su apoyo al femenino y a las selecciones absolutas

 

En cuanto a Iberdrola, su continuidad está en el aire. Hasta finales de año seguirá siendo mecenas, una categoría que según fuentes cercanas al acuerdo no necesariamente se ve compensada con visibilidad publicitaria durante los torneos. La energética ya no tiene los naming rights de la liga femenina de waterpolo, pero sigue teniendo visibilidad. La compañía ha recibido dos propuestas de la Rfen para seguir vinculada al organismo, pero por el momento no han sido aceptadas, según ha podido saber este diario.

 

El apoyo de Iberdrola al waterpolo femenino no solo ha estado dirigido al fomento de la visibilidad y la difusión del campeonato, sino especialmente a los clubes. El 65% de su aportación económica iba directamente a las arcas de las entidades que compiten en la División de Honor femenina, debido a que la compañía participar en el Programa Universo Mujer. Con la pérdida del naming, también pierde visibilidad en las emisiones de los partidos por streaming, ya que durante la pasada temporada su logotipo aparecía en la retrnamisión y esta campaña ese activo lo ha adquirido Premaat.

 

 

 

La aseguradora dio su primer gran salto en el mundo del patrocinio con la Rfen en junio de 2017. “Nos permite englobar muchos deportes, como la natación, el waterpolo, aguas abiertas, saltos y la sincronizada”, explicó entonces el director de negocio de la compañía, David Rodríguez, en un reportaje de la serie de Palco23 sobre la estrategia de patrocinio deportivo de las marcas. Anteriormente, la compañía también había firmado acuerdos de esponsorización a nivel local con deportes minoritarios.

 

Además de Premaat, los principales patrocinadores de la Rfen son Halcón Viajes, LaLiga4Sports y Fluidra, que ocupan la categoría platino; Topsec Loterías y Apuestas del Estado y el Ayuntamiento de Tamaguchi (Japón), como sponsor oro, y Speedo, Turbo y Errea, como patrocinadores técnicos.

 

La Federación nada entre beneficios

 

La Rfen tiene un presupuesto de 11,2 millones de euros para 2018, gracias a la generación de recursos propios y al apoyo del Consejo Superior de Deportes (CSD). El organismo público ha aportado 4,4 millones de euros a lo largo de esa temporada, una ayuda que se suma a los 2,4 millones de euros que el Ayuntamiento de Barcelona ha aportado a la Rfen por la organización del Campeonato de Europa de Waterpolo.

 

Esta subvención está contabilizada como recursos propios en los datos financieros que figuran en el portal de transparencia de la Federación. El Europeo reportó en total 3,2 millones de euros en ingresos, lo que permitió a la Rfen cerrar el tercer trimestre del año con unos beneficios de 1,1 millones de euros. Un total de 1,5 millones procedieron de los ingresos por patrocinio.