24 May 2022 | 11:16

Líder en información económica del deporte

Media

Iniesta sella su nuevo acuerdo con Asics y pone fin a 19 años con Nike

El futbolista español ha optado por unirse a la marca japonesa en la recta final de su carrera, con el foco puesto en apoyar el desarrollo del fútbol en Japón.

Palco23

22 oct 2018 - 10:36

Iniesta sella su nuevo acuerdo con Ascis y pone fin a 19 años con Nike

 

 

Ya es oficial. Andrés Iniesta ha optado por poner fin a 19 años de relación con Nike y unirse a Asics, la marca japonesa de artículos deportivos que también viste al Vissel-Kobe, su actual equipo. Los términos económicos del contrato no se han hecho públicos, pero sitúan al futbolista como uno de los principales embajadores de la compañía en la industria del fútbol.

 

“Estoy comprometido con inspirar a otras personas a moverse más, al igual que promover el juego desde niveles de base en Japón para reducir las diferencias entre el fútbol asiático con el resto del mundo”, ha señalado Iniesta sobre el  nuevo rol que adquirirá. El contrato, como ya informó Palco23, podría ir ligado al firmado con Rakuten TV para lanzar un canal de televisión en el que habrá tutoriales de entrenamiento.

 

Motoi Oyama, presidente y director general de Asics, ha admitido que están “entusiasmados” por fichar a un atleta como Iniesta, pues su presencia en el deporte rey era aún testimonial. “Todo aquello que Iniesta defiende tanto dentro como fuera del campo, hace que encaje perfectamente no solo con la línea de fútbol de Asics, sino también como un embajador de nuestra marca”, ha añadido.

 

En la lista de embajadores de la multinacional sí figuran referentes de otros deportes como Candance Hill en atletismo; Pablo Lima en el pádel, Colleen Vandeweghe y Gaël Monfils en pádel, o Jan Frodeno en triatlón.

 

La empresa nipona de artículos deportivos cerró los seis primeros meses de 2018 con una facturación de 192.175 millones de yenes (1.492,7 millones de euros), un 5,4% menos que en el mismo periodo del año anterior. Su beneficio operativo se situó en 9.666 millones de yenes (75 millones de euros), un 45,6% menos.