18 Ene 2022 | 02:18

Líder en información económica del deporte

Fitness

Las licitaciones de centros deportivos, al alza: crecen un 67% hasta octubre con 365 millones

Los concursos públicos de instalaciones destinadas a la práctica deportiva crecieron y superaron los niveles de 2011 gracias a la licitación de obra de rehabilitación entre enero y octubre.

Patricia López

11 dic 2017 - 04:58

  La licitación pública creció un 67,1% interanual hasta octubre de 2017 y se alcanzó un importe de 365 millones de euros

 

 

La crisis económica ya es cosa del pasado para el sector de la construcción de instalaciones deportivas. Tras un 2015 negro y un 2016 en que se reactivó ligeramente la obra pública destinada a la construcción y rehabilitación de centros deportivos, la industria ha ganado oxígeno en 2017. La licitación pública creció un 67,1% interanual hasta octubre de 2017 y se alcanzó un importe de 365 millones de euros, según los datos de la patronal española de la construcción (Seopan) a los que ha podido acceder Palco23. Este incremento se explica especialmente por el aumento de la inversión en la rehabilitación y la conservación de las instalaciones.

 

Los directivos del sector del fitness admiten que es normal que sea así, dado que el parque español de centros deportivos es amplio, pero algunos complejos cuentan con más de veinte años de funcionamiento y necesitan un lavado de cara para cumplir con las exigencias de un mercado cada vez más competitivo. En lo que va de año se ha licitado obra de rehabilitación por 177,66 millones de euros, un 92,7% más que hasta octubre de 2016.

 

Este alza ha provocado que se equilibre el importe de la licitación entre obra nueva y rehabilitación, aunque la construcción de nuevas instalaciones sigue representando el grueso de la inversión. Hasta octubre, se invirtió 187,33 millones de euros en obra nueva, lo que supuso un aumento del 48,4% más respecto al mismo periodo de 2016. La construcción y la mejora de los complejos deportivos significaron un 3,7% del total, en un año en que la construcción de carreteras, que hasta octubre representó un 27,8% del total, vuelve a crecer.

 

 

 

 

Hasta junio, la comunidad autónoma que más obra deportiva sacó a concurso fue el País Vasco, que licitó proyectos por 57,18 millones de euros, seguida de Cataluña, con 34,56 millones de euros, y Andalucía, con 22,23 millones. Durante el primer semestre se licitó por 167,06 millones de euros en total, siendo los gobiernos locales lo más activos, con una inversión de 156,24 millones de euros.

 

El ejecutivo central, en cambio, fue el menos participativo puesto que el Ministerio de Fomento sólo sacó a concurso licitaciones por 1,43 millones de euros, mientras que la Administración autonómica presentó concursos por 9,39 millones de euros. Ello también es debido a que las competencias en promoción de la actividad física están en manos de los ayuntamientos.

 

Los motivos del aumento del volumen de contratos de obra sacados a concurso van más allá de la incipiente recuperación económica que vive el país. “La construcción de las instalaciones deportivas está íntimamente relacionada con la recuperación de las administraciones regionales y muy liadas al ciclo electoral. El incremento no es un fenómeno atípico, especialmente cuando se licita a mitad de legislatura”, señalan a Palco23 fuentes del sector de la construcción.

 

 

 

 

Este incremento no es un fenómeno aislado en España. De hecho, desde esta industria apuntan a que “los niveles actuales están en una senda de recuperación no muy intensa, en sintonía con la tendencia general”, añaden.

 

¿Cuál fue el momento más álgido en la construcción de instalaciones deportivas? Hace siete años, cuando se licitaron contratos por 1.049 millones, una cifra que equivalía al mismo volumen que el agregado de 2007 y 2008.

 

Con el estallido de la burbuja inmobiliaria, y tras un 2010 en el que aún quedaban remanentes del Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo (conocido como Plan E) del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, la inversión se desplomó. En 2013, en plena recesión, se tocó mínimos con 87 millones, y en 2015, aunque se registró un nuevo altibajo, se logró mantener la cota por encima de los 100 millones. El freno de la inversión pública empujó a diversas cadenas de gimnasios, como Duet, Supera o Serviocio a diversificarse y abrir centros deportivos propios.

 

Diversos directivos de la industria de la actividad física se muestran optimistas y esperan a que se poco a poco vayan saliendo más concursos y concesiones, aunque consideran a que la oportunidad ahora está en los concursos de instalaciones deportivas ya operativas.