21 Ene 2022 | 11:28

Líder en información económica del deporte

Fitness

Basic-Fit ‘se tonifica’ en España: crece un 19% en el primer semestre

La compañía de centros de fitness cierra los primeros seis meses del año con unos ingresos de 10,9 millones de euros.

Patricia López

11 ago 2017 - 09:15

 

Basic-Fit sigue creciendo a ritmo de doble dígito en España. La filial ibérica de la cadena de gimnasios cerró el primer semestre con unos ingresos de 10,9 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 19% respecto al mismo periodo del año anterior. De este modo, España se consolida como el segundo mercado en el que más creció la cadena, por detrás del territorio francés (+ 181%), que se ha convertido en la prioridad de la compañía. El peso de la facturación española supuso un 6,9% sobre el total.

 

La empresa, que en España está dirigida por Francisco Fragoso, prevé seguir creciendo en el país ibérico y superar la cifra de negocio registrada el año pasado, cuando logró unos ingresos de 19 millones de euros. Para lograrlo, ha diseñado una estrategia basada en aumentar su red de clubes de Madrid, donde ha protagonizado diversas adquisiciones, y en Andalucía. De hecho, Basic-Fit finalizó el primer semestre del año con cuatro aperturas en la capital, Torremolinos (Málaga) y Huelva, a las que le seguirán las de Jerez y Cáceres, cuyas fechas de apertura aún no han trascendido.

 

A día de hoy, Basic-Fit opera 32 centros en España, ubicados en Madrid, que es su principal área de influencia con 25 gimnasios; País Vasco, con tres; Andalucía, con tres y Asturias, con uno. A nivel global, la empresa cerró los primeros seis meses del año con unos ingresos de 156 millones y un beneficio de 2,2 millones de euros. En términos de implantación a pie de calle, la cadena cuenta con una red de 466 centros en Europa y 1,36 millones de abonados.

Basic-Fit sigue creciendo a ritmo de doble dígito en España. La filial ibérica de la cadena de gimnasios cerró el primer semestre con unos ingresos de 10,9 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 19% respecto al mismo periodo del año anterior. De este modo, España se consolida como el segundo mercado en el que más creció la cadena, por detrás del territorio francés (+ 181%), que se ha convertido en la prioridad de la compañía. El peso de la facturación española supuso un 6,9% sobre el total.

 

La empresa, que en España está dirigida por Francisco Fragoso, prevé seguir creciendo en el país ibérico y superar la cifra de negocio registrada el año pasado, cuando logró unos ingresos de 19 millones de euros. Para lograrlo, ha diseñado una estrategia basada en aumentar su red de clubes de Madrid, donde ha protagonizado diversas adquisiciones, y en Andalucía. De hecho, Basic-Fit finalizó el primer semestre del año con cuatro aperturas en la capital, Torremolinos (Málaga) y Huelva, a las que le seguirán las de Jerez y Cáceres, cuyas fechas de apertura aún no han trascendido.

 

A día de hoy, Basic-Fit opera 32 centros en España, ubicados en Madrid, que es su principal área de influencia con 25 gimnasios; País Vasco, con tres; Andalucía, con tres y Asturias, con uno. A nivel global, la empresa cerró los primeros seis meses del año con unos ingresos de 156 millones y un beneficio de 2,2 millones de euros. En términos de implantación a pie de