Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Lunes, 18 Noviembre 201904:04:09

Buscador

;Menu
h Fitness

Basic-Fit suprime la dirección general en España tras el freno de aperturas

El director general, Francisco Fragoso, abandona la compañía tras una década como máximo responsable de la filial en el país, donde facturó 21 millones en 2017 y solo ha abierto un club en el último año. 

26 Oct 2018 — 05:00
Patricia López
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Basic-Fit cerró 2017 con 1,52 millones de abonados y una plantilla de 1.770 personas

 

 

Cambios de alcance en la dirección de Basic-Fit España. La filial de la cadena de gimnasios de bajo coste ha remodelado la de primera línea la cúpula directiva con la salida de Francisco Fragoso, que en la última década ha estado al frente del país. Fuentes cercanas a la compañía han explicado a Palco23 que el adiós de Fragoso no ha sido decisión suya, sino de la empresa, que ha dejado al país en un segundo plano de su expansión internacional.

 

Fuentes de la compañía explican a este diario que la matrizs ha centralizado en Holanda varias funciones que hasta ahora tenía derivadas en las filiales. “Teniendo en cuenta el tamaño relativo de España en la red, hemos tomado esta decisión, por lo que Fragoso no será reemplazado por ningún otro directivo”. Desde la central afirman que su estrategia de crecimiento se centra en Francia y que “cuando tengamos suficiente escala en este país, pretendemos cambiar nuestro enfoque más hacia España”

 

Además de Fragoso, también ha abandonado la cadena Pilar Álvarez, miembro del equipo de márketing y responsable del contenido en redes sociales. Fuentes de la compañía confirman a este diario que el jefe del departamento, Francisco López, sí que continúa al frente del mismo, pero no han aclarado quién asumirá ahora la dirección general, que Fragoso ya no trabaja en la empresa.

 

 

El ya ex director general fichó como responsable de Fitness First en 2008, y tres años más tarde Basic-Fit se hizo con el control del negocio de la cadena en Francia, Italia y España. En aquel momento, la compañía británica tenía nueve centros en España, y todos ellos pasaron a formar parte de compañía holandesa.

 

Esa fue la primera piedra del negocio de Basic-Fit en la Península Ibérica, que con el paso de los años se expandió inaugurando clubes y comprando centros operativos hasta tejer una red de 33 instalaciones. El crecimiento experimentado entre 2011 y 2017 no se ha mantenido durante este año, en el que solo ha inaugurado un club en Jerez.

 

La filial tenía otro proyecto en cartera para abrir en Cáceres en verano, pero finalmente no se acometió. Aunque la prensa local informa de que el centro abrirá a finales de 2018, la compañía no ha confirmado que finalmente vaya a culminar una apertura que estaba prevista para 2017.

 


 

 

Bajo la batuta de Fragoso, la compañía ha aumentado su negocio en España cada año. Desde la salida a bolsa de la empresa en mayo de 2016, las ventas se han incrementado un 12%, hasta 21 millones de euros. A nivel global, la empresa finalizó 2017 con unos ingresos de 326 millones de euros y un beneficio de 11,1 millones de euros. Este resultado contrastó con los números rojos obtenidos en 2016, ejercicio que finalizó con unas pérdidas de 32,4 millones de euros.

 

Bajo la dirección de Fragoso, la compañía ha inaugurado 24 gimnasios en España. Sin embargo no ha podido cumplir el objetivo de aperturas que fijó para 2017, año en que inauguró cinco de los ocho gimnasios que había previsto. Durante ese periodo también cerró algunas de las instalaciones que heredó de Fitness First, un movimiento que realizó aprovechando que vencían los contratos de alquiler y con el objetivo de focalizar su presencia en la Comunidad de Madrid y Andalucía.

 

 

 

 

En su memoria anual, Basic-Fit reconoce que una tercera parte de sus red de instalaciones estaban en números rojos a finales de 2017. “La mayoría de las pérdidas de la filial española se registraron durante el periodo anterior a que la cadena empezara a operar con la marca Basic-Fit”, explica la memoria anual. El rebranding se realizó a finales de 2013, cuando la cadena operaba 17 instalaciones en el país. El grupo espera seguir incrementando la rentabilidad de las instalaciones para que pueda compensar al menos parte de las pérdidas.

 

Las cadenas de gimnasios low cost son las que más crecieron en términos de implantación a pie de calle durante la crisis económica. Las compañías aprovecharon la oportunidad de expandirse en una coyuntura en la que el precio del inmobiliario estaba barato y en la que la población buscaba alternativas más económicas para acudir al gimnasio. En ese contexto Basic-Fit se convirtió en una de las mayores cadenas en España, junto a Altafit, McFit y Viva Gym.

 

Todas ellas siguen creciendo en la actualidad. Altafit ha dado entrada en su capital a una firma de inversión que le ha permitido fusionarse con Ifitness; McFit ha recibido apoyo financiero de la matriz, y Viva Gym ha realizado una ampliación de capital por más de 53 millones, con la que ha se ha hecho con el control de Fitness Hut y ha trazado un plan de aperturas de 14 clubes en 2018.

 

 

 

 

Basic-Fit, por su parte, ha recibido liquidez gracias a la salida a bolsa, pero la mayoría de esfuerzos de expansión se han concentrado en Francia. En el mercado galo, la empresa ha quintuplicado presencia y este año prevé mantener el ritmo de aperturas que le llevaron a inaugurar 87 instalaciones en 2017. Como resultado, durante ese ejercicio dobló sus ingresos y facturó 66 millones de euros, y se prevé seguir creciendo.

 

“Creemos que allí tenemos la oportunidad de abrir hasta 600 clubes”, ha explicado el consejero delegado, René Moos, en varios encuentros con inversores. ¿La clave? La baja penetración de los gimnasios en la sociedad, ya que solo un 8% de los franceses acuden a los clubes de fitness, por el 11% de los españoles. La apuesta por Francia ha provocado que los planes de Basic-Fit en España quedaran en un segundo plano.

 

Un año de movimientos en el sector del fitness


La salida de Fragoso es uno de los movimientos más destacados del sector del fitness en los últimos años, pero Basic-Fit no ha sido la única cadena que ha hecho cambios. Viva Gym ha incorporado como director de expansión a Jaime García, un ex de Burger King. En verano fichó a Óscar Martínez, ex de Go Fit y de Duet Sports, como director de operaciones.

 

En el segmento concesional, Enjoy Wellness ha incorporado a Jorge Barros, ex de Supera, como director técnico, y a Santiago López, que fue responsable de expansión y de operaciones en GO Fit. Por su parte, esta cadena ha contratado a un ex de Viva Gym, Andrés Zambrana, como director de facilities.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...