24 Sep 2022 | 20:56

Líder en información económica del deporte

Fitness

Basic-Fit negocia 150 millones con la banca para afrontar el cierre por el Covid-19

La cadena de gimnasios, presente en varios países afectados por la pandemia, cierra toda su red hasta abril y presentará un Erte para los empleados de los clubes.

Palco23

16 mar 2020 - 11:58

Basic-Fit negocia 150 millones con la banca para afrontar el cierre por el Covid-19

 

 

Basic-Fit pone en marcha la maquinaria para mitigar el impacto del coronavirus. La cadena de gimnasios ha cerrado todos sus centros en Europa para afrontar la pandemia, pero también ha iniciado la búsqueda de liquidez. Por ello, la compañía ha iniciado negociaciones con la banca para ampliar su línea de crédito en 150 millones de euros, según informa en un comunicado.

 

La empresa holandesa pretende así “garantizar aún más que tenemos suficiente margen de liquidez” en los próximos meses. La dirección no ha calculado aún el impacto económico del cierre temporal de sus centros, ya que “dependerá mucho de la duración de los cierres de clubes y de las medidas adicionales que tomen los gobiernos de nuestros países”.

 

En este sentido, deja claro que se acogerá a las distintas fórmulas de flexibilidad laboral, que en España pasan por la presentación de un expediente de regulación temporal de empleo (Erte). La compañía tiene 784 clubes en Europa, de los que 36 están en España, y da trabajo a 5.110 personas.

 

A su vez, intentará reducir el resto de los costes “tomando medidas proactivas para reducir los gastos generales y de club, que incluyen el aplazamiento de proyectos y detener el mantenimiento innecesario y la limpieza de los clubes cerrados”.

 

El freno de la actividad no será idéntico en toda su red, ya que Basic-Fit lo ha adaptado a las decisiones de los gobiernos de cada país. En España no abrirá como mínimo hasta el 27 de marzo, Bélgica permanecerá sin abrir hasta el 3 de abril, en Países Bajos hasta el 6 de abril, y en Francia y Luxemburgo hasta el 14 de abril. En este periodo tampoco proseguirá la construcción de nuevos establecimientos.

 

La compañía recuerda que “en los primeros dos meses del año, el desarrollo de la membresía fue sólido e incluso en las primeras dos semanas de marzo el desarrollo de la membresía para el grupo estuvo en línea con el presupuesto”. “Hemos comunicado a nuestros miembros que estamos buscando formas adecuadas de compensarlos por la oportunidad perdida de hacer ejercicio en nuestros clubes”, añade.

 

La cadena holandesa de gimnasios cerró 2019 con 2,2 millones de abonados y un beneficio neto de 21,1 millones de euros, un 20% más que el año anterior. Durante el pasado ejercicio, las ventas de la compañía se elevaron hasta 515,2 millones de euros, un 28% más interanual.