Líder en información económica del deporte

Fitness

Basic-Fit acelera y alcanzará un negocio de 1.890 millones de euros en 2026

Credit Suisse estima que, tras la vuelta a la normalidad del sector del fitness, la cadena de gimnasios low-cost tendrá una tasa de crecimiento anual compuesto (Cagr) del 20% hasta 2026, con beneficios de 157,7 millones de euros. 

Basic-Fit acelera y alcanzará un negocio de 1.890 millones de euros en 2026
Credit Suisse se reafirma en que Basic-Fit, “podrá mejorar los márgenes incluso en el entorno inflacionario actual, a pesar de tener una membresía fija en el corto y mediano plazo.

M. L-E.

07 abr 2022 - 05:00

Basic-Fit, viento en popa. El banco suizo Credit Suisse estima que, tras la vuelta a la normalidad del sector del fitness, la cadena de gimnasios low-cost tendrá una tasa de crecimiento anual compuesto (Cagr) del 20% hasta 2026, año el que se situará en el 32,3%, por encima de las cifras de antes de la pandemia. De esta manera, la cadena alcanzará un volumen de negocio de 1.889,9 millones de euros y un beneficio de 157,7 millones de euros en cuatro años.

 

La gestora estima que los ingresos de la compañía en 2022 serán de 839,4 millones de euros, mientras que en 2023 el importe se situará en 1.159,8 millones. Así, en 2024, la cifra de facturación ascendería a 1.402,7 millones y en 2025, a 1.651,1 millones de euros, año en el que el beneficio será de 129,4 millones de euros. En cuanto al beneficio neto ajustado, en 2022 será de 40,53 millones, en 2023 de 360,2 millones y en 2024 de 439 millones.  

 

Según un informe de la entidad, el crecimiento se producirá después de pasar de 1.015 instalaciones en 2021 a 2.254 centros en 2026, en un plan en el que España relevancia. Además, considera que el valor medio de las ventas aumentará respaldándose en el incremento de los socios premium y en las oportunidades de mercado a través de fusiones y adquisiciones “derivadas de operadores más pequeños o débiles incapaces de hacer frente a las consecuencias del Covid-19”.

 

 

 

 

En el mercado español, el informe señala que, en 2025, el 15% de la población será miembro de un gimnasio (alrededor de 7,2 millones de usuarios), mientras que, en 2030, esta cifra aumentará 2,5 puntos, hasta 8,5 millones de miembros.

 

“La compañía está bien posicionada en la sólida industria de la salud y el bienestar, con presencia en cinco mercados y con una base de clientes en expansión; pronosticamos un incremento máximo del 40% en el promedio de ingresos por usuario”, subraya la entidad.

A su parecer, la cadena de gimnasios con sede en Países Bajos está mejorando su rentabilidad, aunque muy por debajo del objetivo del 50% en los márgenes de un club maduro, a causa de “su agresivo plan de crecimiento”. También recuerda que Basic-Fit espera ser el principal operador en el mercado español en 2022, donde compite con Altafit, VivaGym, McFit, Dir y Anytime Fitness, su principal rival a escala europea.

 

 

 

 

Por otro lado, Credit Suisse asegura que existen riesgos como el aumento del deporte al aire libre y destaca que “Basic-Fit tiene un alto apalancamiento operativo y depende en gran medida de la fuerte progresión de la afiliación”.

 

Asimismo, asegura que aspectos relacionados con el acceso a la financiación o una generación de efectivo inferior a la esperada podría limitar la capacidad de crecimiento de la empresa, además de un resurgimiento estacional del Covid-19. Por otro lado, también recuerda que la expansión está sujeta a riesgos de ejecución y que hay incertidumbre a causa de la confianza del consumidor y de la inflación de costes, además de problemas en la cadena de suministros y el incremento del precio de la energía.

 

Pese a este contexto, Credit Suisse se reafirma en que Basic-Fit, “podrá mejorar los márgenes incluso en el entorno inflacionario actual, a pesar de tener una membresía fija en el corto y mediano plazo”. La banca sostiene que la empresa logró mejoras sus contratos de alquiler con la pandemia y que la inflación energética tendrá un impacto “insignificante” en la estructura de costes de la empresa, porque representan una parte “relativamente pequeña de los costes de la empresa”.

 

La cadena neerlandesa de gimnasios cerró el ejercicio 2021 con una reducción de los ingresos del 10%, hasta 340,7 millones de euros y engordó sus pérdidas un 20%, hasta 150 millones de euros, marcado por los cierres en su principal mercado (Francia), donde cuenta con más de la mitad de sus centros totales (528 de un total de 1.015 gimnasios). En España cerró el ejercicio 2021 (finalizado a 31 de diciembre) con unos ingresos de 21,2 millones de euros en el mercado español, lo que supone un alza del 30,8% respecto al año anterior.