20 May 2022 | 03:19

Líder en información económica del deporte

Fitness

Basic-Fit reaviva el ‘boom’ del fitness en España y acelera con 44 aperturas en 2022

La cadena neerlandesa roza la facturación pre-Covid en 2021 y apunta a cerca de 210 millones en 2026. En 2021, la compañía alcanzó una facturación de 21,2 millones de euros, frente a los 23,7 millones de euros de 2019.  

Basic-Fit reaviva el ‘boom’ del fitness en España y acelera con 44 aperturas en 2022
A lo largo del ejercicio 2021 Basic-Fit mantuvo todos sus clubes abiertos en España

A.Ferrer

10 mar 2022 - 05:00

Basic-Fit saca músculo y sube la velocidad a su expansión en España. La cadena neerlandesa de gimnasios cerró el ejercicio 2021 (finalizado a 31 de diciembre) con unos ingresos de 21,2 millones de euros en el mercado español, lo que supone un alza del 30,8% respecto al año anterior. Aun así, la empresa se mantiene algo por debajo de las cifras pre-Covid, cuando registró una cifra de negocio de 23,7 millones de euros.

 

Según informa la compañía en su memoria anual, publicada ayer, Basic-Fit tiene previsto que la subsidiaria española registre un crecimiento anual del 58% en el periodo de 2022 a 2026, lo que le situaría entonces con un volumen de ingresos en el país de cerca de 210 millones de euros. De cumplirse estos planes, Basic-Fit se convertirá en el principal player del sector del fitness en España.

 

Para ello, Basic-Fit acelerará en el territorio ya este año, cuando ejecutará la apertura de 44 nuevos centros a lo largo del curso para alcanzar el centenar de centros operativos. La cadena tiene como objetivos terminar con 650 centros en España a cierre de 2025.

 

Basic-Fit comenzó sus operaciones en España en 2011 integrando cadenas como Fitness First. La compañía contaba en 2017 con un total de 33 centros operativos, cifra que no elevó hasta 2019, cuando terminó el ejercicio con tres gimnasios más. En el año de la pandemia, Basic-Fit abrió ocho centros en el territorio, y en 2021 aceleró con la ejecución de doce aperturas más, hasta 56 gimnasios.

 

“El potencial sin explotar en España continúa siendo enorme debido a los bajos índices de penetración del fitness y a la escasa competencia de las grandes cadenas en el sector”, ha señalado la compañía en su memoria anual.

 

 

 

 

A lo largo del ejercicio 2021, Basic-Fit mantuvo todos sus clubes abiertos en España, si bien los clientes de la compañía contaban con restricciones de aforo como consecuencia del avance de la pandemia. Por otro lado, en países como Bélgica, Países Bajos y Francia tuvo que mantener cerrados sus gimnasios los cinco primeros meses de 2021.

 

En niveles generales, la cadena neerlandesa de gimnasios cerró el ejercicio 2021 con una reducción de los ingresos del 10%, hasta 340,7 millones de euros, marcado por los cierres en su principal mercado (Francia), donde cuenta con más de la mitad de sus centros totales (528 de un total de 1.015 gimnasios).

 

Durante el periodo, Basic-Fit engordó sus pérdidas un 20%, hasta 150 millones de euros. La introducción del pasaporte Covid-19 en los gimnasios tras las reaperturas tuvo un efecto negativo en el negocio de la empresa, que provocó unas tasas de afiliación inferiores a las previstas y, al mismo tiempo, numerosas cancelaciones por parte de algunos abonados.

 

La empresa cotiza en la bolsa de Países Bajos desde 2016. Los mayores accionistas de la compañía son su director general, René Moos (a través de AM Holding) y OLP Capital Management Limited, que poseen el 14,1% y el 6,8%, respectivamente.

 

Por su parte, 3i Group redujo su participación del 14,9% al 6,6% en noviembre de 2021 mediante una colocación privada a inversores institucionales. Otros grandes accionistas existentes son Pelham Capital (4,9%), Dynamo Internacional Gestão de Recursos (4,7%) y Capital Research and Management Company (3,4%).

 

A lo largo del ejercicio 2021 compañías como North Peak Capital Management (5,4%), CAS Investment Partners, LCC (3,0%) y Amundi Asset Management Paris (3,0%) superaron el 3% de las acciones de la empresa.