30 Jun 2022 | 15:33

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

La ‘joint venture’ de JD y Sonae en España cierra el primer trimestre con un alza del 66%

Iberian Sports Retail Group (Isrg), joint venture de JD Sports con el grupo Sonae, que incluye el negocio de Sprinter, Sport Zone y JD Sports en la Península Ibérica, ha registrado una cifra de negocio de 366 millones de euros.

La ‘joint venture’ de JD y Sonae en España cierra el primer trimestre con un alza del 66%
Las ventas online de Isrg registraron un aumento del 15,7%.

Palco23

19 may 2022 - 16:00

Isrg acelera. Iberian Sports Retail Group (Isrg), la joint venture de la británica JD Sports con el grupo Sonae, que incluye el negocio de Sprinter, Sport Zone y JD Sports en la Península Ibérica, ha cerrado el periodo de noviembre a enero con un incremento de las ventas del 66%, hasta 366 millones de euros.

 

Ha sido otro periodo de recuperación tras la pandemia después de varios meses de fuertes restricciones”, ha señalado Sonae en un comunicado. Las ventas like for like de la división durante el periodo han registrado un crecimiento del 50%.

 

Las ventas online de Isrg registraron un aumento del 15,7% y representan ya el 21,1% del negocio. La empresa ha señalado que el alza está motivada por la adquisición de Deporvillage, que se materializó el pasado junio.

 

El resultado bruto de explotación (ebitda) de Isrg durante el periodo se incrementó un 8,6% interanual, hasta 34 millones de euros, “impulsado principalmente por la evolución de las ventas, que han más que compensado el impacto negativo del coste de las restricciones en la cadena de suministro”. Isrg ha contribuido en siete millones de euros al beneficio de Sonae durante el primer trimestre de ejercicio.

 

 

 

 

JD Sports desembarcó en España en 2011 con la compra de Sprinter. En marzo de 2017, el grupo británico creó una joint venture con Sport Zone, propiedad del grupo portugués Sonae, para gestionar de manera conjunta el negocio de ambas empresas en la Península Ibérica.

 

El pasado junio, Isrg se hizo con el 80% de Deporvillage por 14,4 millones de euros. Según explicó la empresa, la compra “sumará al grupo especialización en categorías deportivas clave, aumentará significativamente sus capacidades digitales en el mercado de equipamiento deportivo y complementará el desarrollo positivo de los rótulos Sprinter y Sport Zone”.

 

Tras la compra de Deporvillage, Isrg suma 360 puntos de venta físicos y 6.000 empleados. En el ejercicio 2020, la facturación de la empresa fue de 645 millones de euros, y con la compra de Deporvillage el objetivo es alcanzar unos ingresos de 900 millones de euros.

 

Para este año, los planes del grupo en España pasan por abrir veinticinco tiendas propias, a las que sumará dos en Portugal. Isrg está controlada en un 50,02% por JD Sports. Sonae controla el 30% y la familia Segarra, otro 20%.