Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Fluidra busca nuevas compras en EEUU para crecer en piscina residencial y comercial

La compañía española cotizada de equipamiento de piscinas y wellness sigue con su plan tras los buenos resultados del último trimestre. La empresa se fusionó hace dos años con la estadounidense Zodiac.

Miquel López-Egea

09 nov 2020 - 05:00

Fluidra busca nuevas compras en EEUU para crecer en piscina residencial y comercial

 

 

Fluidra se centra en Estados Unidos. La compañía cotizada de equipamiento de piscinas y wellness pretende seguir con su plan de realizar adquisiciones en el país, donde quiere crecer en piscina residencial y comercial. “Las adquisiciones forman parte de nuestra estrategia y continuamos pensando en hacerlas”, explica Eloi Planes, presidente ejecutivo de la compañía a Palco23. El crecimiento en este mercado ha sido del 38,2% en el tercer trimestre del año.

 

“Hemos estado en una campaña muy buena, con un crecimiento de un 16%; es un mercado potente donde la piscina está fuerte y hemos empezado a introducir algunos productos, por lo que hemos ido ganado cuota”, analiza y recuerda que “hemos aumentado en target, en beneficios y en resultado bruto de explotación (ebitda); la compañía ha desapalancado de una manera espectacular en dos años y medio en cuanto a deuda y hemos generado caja”.

 

Hace dos años, la compañía se fusionó con la estadounidense Zodiac. “Aún no hemos hecho ninguna compra, es uno de los mercados donde queremos ganar más penetración; seguimos trabajando con el objetivo planteado y haremos algunas adquisiciones, trabajamos tanto el crecimiento orgánico como el inorgánico”, señala Panes.

 

 

 

 

En este sentido, la compañía busca empresas que “nos puedan ofrecer jugar o reforzar o bien nuestra categoría de producto o nuestra posición geográfica”. Así, recuerda que “hacemos muchas operaciones de compañías pequeñas, de entre tres y diez millones de euros”. “De vez en cuando están entre treinta y cincuenta millones de euros, las adquisiciones de treinta millones o por debajo se producen porque el mercado es así”, remarca. “Es difícil saber cuántas haremos, no se puede decir si serán una, tres o cinco, irán apareciendo operaciones y hay que cerrarlas”, añade

 

La empresa, cuya estrategia pasa por destinar a dividendos entre 30 y 50 millones de euros anuales”, prevé hacer adquisicions, con capex anual de entre 20 y 30 millones. 

 

Fluidra continuó engordando su facturación y beneficio en los nueve primeros meses del año gracias al buen final de la temporada de piscina residencial en el hemisferio norte. La compañía facturó 1.368 millones de euros en 2019, lo que supone una mejora interanual del 4%. El beneficio neto proforma, es decir, a efectos comparables tras la fusión con Zodiac, bajó de 64,9 millones a 60 millones de euros. El resultado neto consolidado se situó en 8,3 millones.

 

Entre enero y septiembre de este año, los ingresos alcanzaron 1.142,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,5% respecto al mismo periodo de 2019. Por su parte, el ebitda anotó un alza del 19,2%, hasta 248 millones de euros. El beneficio neto se triplicó, alcanzando 77 millones de euros, en comparación con los 24,1 millones de euros del año anterior. Uno de los aspectos más importantes para Planes es el hecho de haber reducido de forma significativa la ratio deuda neta sobre ebitda hasta situarse por debajo de dos veces.

 

“Estos resultados se deben a que venimos de hacer una fusión y el año pasado aún hubo gastos derivados de la misma, que castigaban los resultados y de que Fluidra está manteniendo un crecimiento alto, ha expandido los márgenes y esto la ha llevado a un mejor resultado del año”, informa. En este sentido, considera que “el Covid-19 ha hecho que la gente tire más a su casa y la gente que tiene piscina ha sido un elemento que ha utilizado”. “Ha habido un crecimiento de la demanda de nueva piscina, quien tenía el espacio buscaba esto”, añade, recordando que “en Europa el crecimiento ha sido espectacular porque son países exportadores de turismo”.

 

 

 

 

La piscina residencial representa el 90% del negocio de la compañía, mientras que el resto es de la gran piscina, ligada a los hoteles o los centros deportivos. Este segundo sector ha sufrido caídas de entre un 10% y un 12% a causa de los cierres derivados de la Covid-19. “El mercado es muy resiliente, la gente puso el activo piscina más en valor, tanto el que tenía como el que no”, comenta. 

 

Dos áreas importantes

 

En el ámbito geográfico, la compañía está centrada en dos mercados: Estados Unidos y el norte de Europa. “Cubrimos entre el 90% y el 95% del parque mundial de piscinas, en amplitud estamos en todos los sitios pero no en profundidad; en el 35%o el 40%  del mercado somos el número uno, mientras que en el otro 30% o 40% del mercado estamos entre los tres primero pero hay una parte donde estamos por debajo”, asegura Planes.

 

Por lo tanto, el futuro de Fluidra pasa por “coger profundidad” y no solo en Estados Unidos. Además, la compañía abrirá próximamente dos delegaciones en Francia para seguir con esta estrategia.

 

Más plantilla y más industria

 

Según Planes, el sector “es muy sólido, el del parque de piscinas ha crecido y por lo tanto, habrá que hacer mantenimiento y reparaciones, de hecho no se han construido más porqué no ha habido más capacidad en el mundo, había demanda para más y esto se expande en el tiempo”. Por lo tanto, la empresa hará contratación neta positiva “acomapañando el crecimiento”. En total, Fluidra cuenta con más de 5.500 empleados en todo el mundo.

 

Industrialmente, la compañía tiene estructura muy cerca de sus principales mercados. En Europa tiene fábricas en Cataluña, el norte de España y Alicante, mientras que para el mercado estadounidense tiene fábricas en México. También tiene producción en Asia, Australia, Sudáfrica y Brasil.

 

Golpe al deporte

 

La empresa ha sufrido el golpe del Covid-19 sobre todo por la parte comercial, que incluye las piscinas de los clubes deportivos. “La piscina comercial ha caído un 11%, hecho que nos impacta relativamente poco en los numero generales”, subraya.

 

“A parte del mantenimiento, los clubes deportivos han hecho un gran esfuerzo para adaptarse a los protocolos, les hemos ayudado más allá de esto para que tengan instalaciones modelo y que sean seguras”, comenta. En esta línea, el sector de la piscina pública también se ha visto afectado aunque “hay ciertos países con un plan de choque de ayudas que han apostado por rehabilitar algunas instalaciones, como ha pasado en Indonesia”.