01 Jul 2022 | 18:27

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Fitbit crece un 50% hasta marzo gracias a Europa y Asia

G.G.R.

05 may 2016 - 10:48

Un año mejor de lo que se esperaba. Fitbit cerró sus tres primeros meses de 2016 con una facturación de 505,35 millones de dólares (439,7 millones de euros), un 50% más que en el mismo periodo de 2015. Este fuerte ritmo de crecimiento ha permitido a la compañía de pulseras inteligentes elevar sus previsiones para todo el curso.

 

Para este 2016 se espera finalmente aumentar las ventas como mínimo en un 34,5%, para situarse en una horquilla de entre 2.500 millones de dólares (2.175,27 millones de euros) y 2.600 millones de dólares (2.262,29 millones de euros). Situarse en estos niveles representaría crecer cuatro puntos más de lo previsto, respecto a los 2.400 millones de dólares que preveían hace unos meses. El ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) también subirá y oscilará entre los 430 millones y 490 millones de dólares.

 

Sin embargo, estos buenos resultados no van a permitir ganar más que en 2015. En el primer trimestre del año su beneficio neto cayó un 77% interanual, hasta los 11,03 millones de dólares (9,6 millones de euros). La compañía lo atribuye al incremento del 171% de sus gastos, que alcanzaron los 215 millones de dólares (187 millones de euros), por las inversiones en sus departamentos de investigación y desarrollo, de ventas y marketing, y de la relación con los consumidores.

 

Fitbit chica 650
Fitbit seguirá invirtiendo en investigación y marketing./ Fitbit

 

"Durante todo el 2016 continuaremos el plan de altas inversiones para acelerar la innovación en un mercado competitivo, aumentar las ventas con campañas y establecer una fuerte preferencia de los clientes hacia nuestra marca", han asegurado en un comunicado a los inversores.

 

Estados Unidos, su país de origen, sigue representando más de la mitad de la facturación, con 351,68 millones de dólares (306 millones de dólares), y su crecimiento se sitúa en el 32,5% interanual. No obstante, el impulso de las ventas en el arranque del ejercicio llegó gracias a la internacionalización de la marca.

 

El segundo mercado de la compañía, Europa, Oriente Medio y África, creció un 113,16% hasta los 74,72 millones de dólares (65 millones de dólares), mientras que la región de Asia-Pacífico aumentó sus ventas en un 141,94%, con 55,55 millones de dólares (48,33 millones de euros). En América, sin contar el territorio estadounidense, la facturación se incrementó un 74,2% y sigue siendo su cuarto mercado con 23,39 millones de dólares (20,35 millones de euros).

 

"El fuerte crecimiento y la capacidad de nuestro negocio continúa impulsado por la innovación de productos, los efectos de red de nuestra comunidad, nuestra expansión en la distribución mundial y la inversión en nuestra marca", ha comentado el consejero delegado y cofundador de Fitbit, James Park.