04 Dic 2021 | 15:29

Líder en información económica del deporte

Entorno

La segunda ola del Covid-19 anticipa una doble recesión económica en la eurozona

La actividad del sector servicios se deterioró en octubre hasta los 46,9 puntos, frente a los 48 puntos del índice PMI registrado en septiembre.

Palco23

04 nov 2020 - 14:40

La segunda ola del Covid-19 anticipa una doble recesión económica en la eurozona.

 

 

Europa hunde su capacidad productiva como consecuencia de la pandemia. La actividad del sector privado de la eurozona se estancó durante el pasado octubre ante la segunda ola de infecciones de coronavirus y la implementación de nuevas restricciones, según refleja el índice compuesto de gestores de compras (PMI). El indicador bajó hasta los cincuenta puntos, lo que alimenta el riesgo de una recaída en recesión del bloque, después del rebote del 12,7% del PIB entre julio y septiembre.

 

La actividad del sector servicios se deterioró en octubre hasta los 46,9 puntos, frente a los 48 puntos del índice PMI en septiembre, mientras que el dato manufacturero mejoró hasta los 54,8 puntos desde los 53,7 puntos del mes anterior. La lectura del índice compuesto de actividad refleja profundas diferencias entre los países del euro, con Alemania acelerando a máximos de tres meses, con una lectura del PMI de 55 puntos en octubre, mientras que en Francia y España se registraron mínimos de los últimos cinco meses, con lecturas de 47,5 puntos y 44,1 puntos, respectivamente.

 

“La recuperación económica de la zona euro se estancó en octubre, cuando se intensificaron las medidas de contención para combatir las segundas olas de infecciones por Covid-19”, ha explicado Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, en declaraciones recogidas por Reuters.

 

 

 

 

En España, la actividad del sector privado volvió a deteriorarse durante octubre, con una caída del PMI compuesto hasta los 44,1 puntos, desde los 44,3 puntos de septiembre. Es la peor lectura en cinco meses, lo que alimenta el temor a una recaída en contracción de la economía nacional, tras el rebote del 16,7% del PIB en el tercer trimestre.

 

“Los proveedores de servicios se han visto especialmente afectados, liderados por la intensificación de la debilidad en los sectores orientados al consumidor, como la hostelería, contrarrestando las buenas noticias que se han visto en la fabricación durante septiembre”, añade Williamson.