05 Jul 2022 | 02:45

Líder en información económica del deporte

Entorno

Dimite el ‘jefe’ del fútbol ruso sancionado por el COI a las puertas del Mundial 2018

Vitali Mutko, viceprimer ministro ruso, cesa temporalmente para preparar su defensa contra su suspensión de por vida de los Juegos Olímpicos tras los escándalos de dopaje.

Palco23

26 dic 2017 - 09:00

Dimite el ‘jefe’ del fútbol ruso sancionado por el COI a las puertas del Mundial 2018

 

 

Rusia continúa sufriendo las consecuencias del caso de dopaje de Estado. El viceprimer ministro ruso, Vitali Mutko, anunció ayer que cesa temporalmente de sus funciones tras ser suspendido de por vida por el Comité Olímpico Internacional (COI). El dirigente asegura hacerlo para preparar su defensa, pero llega en un momento delicado: en medio año arranca el Mundial 2018 que albergará su país y que él dirigía.

 

Pese a contar con el respaldo de la Fifa, Mutko señaló que quiere centrarse en la defensa de su caso ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS). “Mañana presentaré un recurso contra la sanción. Faltan seis meses para el Mundial, yo estaré ahí dirigiendo”, aseguró para disipar dudas. “Hasta entonces cubrirán mi sitio. Volveré antes de lo que muchos creen”, agregó.

 

Mutko, de 59 años, era ministro de Deportes en 2014, momento en el que se destapó un caso masivo de dopaje que las pruebas revelan que estaba promovido desde el propio Gobierno. Estos hechos hicieron que el COI decidiera a principios de diciembre expulsar a Rusia de los Juegos de Invierno de 2018 y permitir que sus atletas puedan competir bajo otra bandera.

 

Según las conclusiones del COI y de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), el papel de Mutko fue clave en ese sistema como ministro de Deportes, entre 2011 y 2015. A pesar de la prohibición, Mutko ha conservado su papel como responsable del comité organizador del Mundial de Fútbol de 2018. “Mientras el presidente [Vladimir Putin] confíe en mí, continuaré trabajando y supervisando los preparativos del campeonato”, señalo ayer sobre esta cuestión. Mientras, será Alexander Alayev, director general de la Federación Rusa, quien asuma sus labores.