11 Ago 2022 | 06:58

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Los JJOO del Mediterráneo en Tarragona exigen inversiones de 45,7 millones

Palco 23

12 oct 2014 - 06:23

La Generalitat de Cataluña ha dado luz verde a la redacción del proyecto para construir el futuro Palau d’Esports de Tarragona, que deberá albergar una parte de los Juegos Olímpicos del Mediterráneo que acogerá la ciudad en 2017. El Ejecutivo catalán destinará 650.000 euros a este trámite entre 2014 y 2015, previo a unas obras que podrían costar unos 7,5 millones de euros.

 

En total, la adecuación de instalaciones deportivas de Tarragona para acoger estas Olimpiadas podrían subir a 45,7 millones de euros, IVA incluido, según los cálculos del Comité Internacional de los Juegos del Mediterráneo. Además del nuevo pabellón, esta cifra incluye el centro acuático (6,32 millones de euros), la reforma de instalaciones existentes (6 millones) y la remodelación del estadio del Nàstic de Tarragona (5 millones), entre otras partidas.

 

El Consell Català de l’Esport entiende que esta competición será “una oportunidad única para situar a Catalunya en el mundo a través del deporte, […] así como para incentivar la promoción turística y patrimonial de Tarragona”. La administración catalana calcula que en estas Olimpiadas participarán unos 4.000 deportistas de 24 nacionalidades distintas. Por esta razón, la Generalitat prevé destinar algo más de 10 millones a infraestructuras, cifra similar a la que destinarían las diputaciones de Tarragona y Barcelona (algunas pruebas serán en Castelldefels) y a la que se pedirá al Estado.

 

El Ministerio de Hacienda, consciente de la dinamización que puede generar esta competición, ha declarado el acontecimiento de “excepcional interés público”. En términos económicos, esto supondrá que todos los patrocinadores “que contribuyan directamente y de forma esencial a la promoción de los Juegos del Mediterráneo 2017” podrán deducirse el 15% del gasto declarado en la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades, IRPF y el Impuesto sobre la Renta de No Residentes.

 

Con estas desgravaciones, la organización espera que un 75% de los gastos operativos (se estiman en 40 millones de euros, en total) se puedan cubrir con los patrocinios de la competición.