11 Ago 2022 | 01:35

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La NFL pacta con el sindicato de jugadores un plan económico y deportivo ‘anti’ Covid-19

La liga norteamericana de fútbol garantizará el salario de los jugadores que no quieran disputar la temporada y repartirá el impacto económico que dejará jugar sin público en los próximos cuatro años.

Palco23

27 jul 2020 - 17:34

 La NFL pacta con el sindicato de jugadores un plan económico y deportivo ‘anti’ Covid-19

 

 

La NFL mueve ficha frente al Covid-19. La liga norteamericana de fútbol, que arrancará su próxima campaña en septiembre, ha aprobado junto al sindicato de jugadores un plan para garantizar su salario íntegro pese a no disputar ningún partido de la próxima temporada. A cambio, en caso de cancelación, no cobrarán su salario ni posibles bonificaciones más allá del dinero que ya tuvieran garantizado.

 

Los salarios en las ligas norteamericanas cuentan con dos variantes: una, fragmentada en año natural de doce meses y otra que se concentra únicamente en los meses de competición. Es decir, ante una posible cancelación, serían los primeros los más perjudicados, pues su sueldo mensual está más dividido.

 

A cambio de ceder a esta petición de la NFL, el sindicato ha logrado que las franquicias garanticen el sueldo independientemente de si se alegan motivos de salud o personales para no jugar. En caso de haber razones médicas, cada jugador recibirá un adelanto de 350.000 dólares de su sueldo. Si el atleta no está entre los colectivos de riesgo, el adelanto será de 150.000 dólares.

 

 

 

 

Aun así, en caso de ser cancelada la temporada, los jugadores se han asegurado una redistribución de 544 millones de dólares, a razón de unos 17 millones por franquicia, para paliar las posibles consecuencias económicas que tendría la pérdida de la parte proporcional de su salario.

 

La votación se saldó a favor de las medidas por 29 votos a favor y tres en contra en la junta de propietarios de la NFL. Para llevarla a cabo se requería una modificación del convenio colectivo, algo mucho más complejo que en las ligas europeas y que ya tuvo en jaque a toda la liga, que justo antes de la irrupción de la pandemia había alcanzado un acuerdo con los jugadores para firmar uno nuevo para los próximos diez años.

 

Además de estas medidas también se ha aprobado el inicio de la pretemporada y el límite salarial para las próximas dos temporadas. Otra de las reivindicaciones de los jugadores era aumentar el techo de gasto de las franquicias, algo a lo que se ha accedido parcialmente. En 2020 se mantendrá en 198,2 millones de dólares, mientras que en 2021 será de, al menos, 175 millones, diez más de lo previsto inicialmente.

 

El objetivo de la NFL es repartir en los próximos cuatro años el impacto económico producido por la pandemia para evitar una caída del límite salarial en una única temporada. De ser así, los jugadores que finalizan sus contratos serían incapaces de cubrir su valor de mercado y obligaría a las franquicias a realizar ajustes para amoldarse al nuevo escenario.