29 Nov 2021 | 19:09

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La NBA y los jugadores pactan una rebaja salarial de hasta el 25% por el Covid-19

El mayor ajuste en la retribución anual de los atletas se producirá si la competición no puede completarse, pero se ha establecido un “cronograma” para ir redefiniendo los escenarios.

Palco23

19 abr 2020 - 09:00

La NBA y los jugadores pactan una rebaja salarial de hasta el 25% por el Covid-19

 

 

La Casa Blanca ha aprobado un plan de reapertura de la economía que podría permitir el regreso de la alta competición en un mes, pero la NBA no quiere arriesgarse. Las franquicias y la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto (Nbpa) han llegado a un acuerdo por el que los atletas renunciarán a cerca del 25% de su sueldo anual si no acaba la temporada 2019-2020.

 

“Con tal de proporcionar a los jugadores un calendario de reducción salarial más gradual, las reducciones parciales del 25% comenzarán con los dos pagos mensuales que reciben los jugadores y que vence el 15 de mayo”, señala la competición en un comunicado.

 

El pacto con los vestuarios viene avalado por el convenio colectivo firmado en 2017, que establece que las franquicias pueden no abonar en torno al 1% del sueldo por partido no disputado si es por causa mayor, como podrían ser una epidemia como la actual del Covid-19 o una orden del Gobierno, como también sucede.

 

Esta cláusula forma parte de un convenio que debía permitir que el importe medio que cobran los jugadores alcanzara los 8,5 millones de dólares (7,9 millones de euros) en la temporada 2017-2018 y los 10 millones de dólares (9,4 millones de euros) en 2020-2021. En total, se situaba la capacidad de gasto de las franquicias en casi 100 millones de dólares anuales.

 

En cuanto al regreso de la temporada, Espn señaló este fin de semana que el sindicato ha informado a los jugadores que antes del 15 de junio podría conocerse cuál será el desenlace definitivo para la temporada 2019-2020, toda vez que el plan de reapertura económica de Donald Trump sí avalaría jugar a puerta cerrada entre fuertes medidas de seguridad sanitaria.