11 Ago 2022 | 07:20

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La NBA baja el sueldo a sus cien directivos que más cobran por el coronavirus

El comisionado de la NBA, Adam Silver, cobrará un 20% menos durante el parón de la NBA por la pandemia, un ajuste que afectará a los otros 99 ejecutivos que más cobran de la liga. El objetivo es reducir gastos para afrontar la crisis del Covid-19.

Palco23

27 mar 2020 - 09:19

La NBA baja el sueldo a sus cien directivos que más cobran por el coronavirus

 

 

La élite de ejecutivos de la NBA se baja el sueldo durante la crisis del coronavirus. Los cien directivos que más cobran en la gestora, incluido su comisionado, Adam Silver, ajustarán su salario a la baja durante el parón. En concreto, se bajarán el sueldo un 20% con el fin de reducir gastos durante el tiempo en que la liga no se dispute.

 

Mike Bass, portavoz de la NBA, no ha confirmado la noticia adelantada por Espn, pero sí admitió que se están viviendo momentos “sin precedentes” y que “al igual que otras empresas en todas las industrias, debemos tomar medidas a corto plazo para enfrentar el gran impacto económico en el negocio y en la organización”.

 

Los recortes de salario no serán generalizados, puesto que no afectarán al personal de apoyo ni al equipo administrativo. Todavía no se ha tomado una decisión de cuándo podrán volverse a disputar partidos de la NBA, pero en Estados Unidos estiman que se necesitan ochenta días para completar la campaña 2019-2020.

 

De momento, ninguna franquicia de la NBA ha anunciado recortes salariales, si bien el dueño de los Philadelphia Sixers comunicó que bajaría el sueldo a los empleados de la franquicia. No obstante, horas después se desdijo y no tocará por ahora las nóminas.

 

La liga comunicó días atrás que la idea era pagar a todos los jugadores sus sueldos al completo hasta el 1 de abril, pero también dejó abierta la posibilidad de recuperar futuros salarios por los partidos cancelados a partir del 15 de abril. Es algo que recoge el convenio colectivo, siempre que la cancelación de los encuentros sea por fuerza mayor. De este modo, se podía retener aproximadamente un 0,93% del salario por encuentro no jugado durante el periodo afectado.