21 May 2022 | 05:53

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Liga 1|2|3 acelera y crece un 15,3% hasta enero, con 2,15 millones de espectadores

Pese a los malos resultados de la jornada en Día de Reyes, la competición mejora su ritmo de avance respecto a diciembre. Real Sporting, Zaragoza y CA Osasuna lideran la asistencia, que de media se sitúa en 8.130 personas.

Marc Menchén

07 feb 2018 - 04:59

 

 

La Liga 1|2|3 no levanta el pie del acelerador. La presencia de equipos históricos de Primera División en la categoría va camino de provocar la pulverización de todos los registros de asistencia, que al cierre de enero se anotaba un crecimiento del 15,3%. En total, los estadios acumulan 2.146.359 de espectadores en las primeras 24 jornadas de 2017-2018, con una media de 8.130 personas por encuentro.

 

El menor número de habitantes en España continúa siendo un freno para poder acercarse a los números de la 2.Bundesliga y la Sky Bet Championship, que promedian más de 17.000 personas en cada evento. En España, sólo el Real Sporting podría codearse con equipos alemanes e ingleses, pues pese al descenso está reuniendo a 20.328 aficionados cada vez que juega en El Molinón. Sólo supone una caída del 10% respecto a su último año en Primera.

 

El Real Zaragoza continúa en el podio, pese a retroceder un 1,4% en una campaña nuevamente marcada por las dificultades para poder invertir en plantilla debido a sus obligaciones con Hacienda y otros acreedores. El podio lo cierra otro equipo recién descendido, el CA Osasuna, que apenas cae un 5,2% tras reconectar con la afición y vender todos los abonos disponibles para este año.

 

Entonces, ¿cómo puede estar creciendo la asistencia si los líderes de esta ratio caen respecto a 2016-2017? Muy sencillo, los tres equipos que ahora están en Primera y el año pasado lograron el ascenso no tenían tanto poder de convocatoria. Mientras que el Levante UD promedió unos 12.000 espectadores, Getafe CF y Girona FC siempre estuvieron por debajo de los 7.000 asistentes.

 

 

 

 

Al cierre del primer tramo del ejercicio, sólo hay tres equipos por encima de la media que estén logrando mejorar sus registros de hace un año. Se trata del Real Valladolid, cuya inversión en marca se ha traducido en un avance del 8,5% hasta enero y 8.901 personas; el CD Tenerife, que crece un 2,7% respecto a un año en el que llegó a jugar la fase de ascenso y sube a 11.872 fans, y el Rayo Vallecano, con un crecimiento del 1,1% y 8.394 seguidores, que ya saben que la Comunidad de Madrid mejorará las condiciones de Vallecas antes del verano.

 

Por debajo de la media, el caso más destacado es el de la SD Huesca, líder de la Liga 1|2|3 y cuyas gradas están un 15,5% más llenas, con 3.910 voces cada fin de semana que juega en El Alcoraz. Sólo son tres personas menos que las que reúne quincenalmente el CD Lugo, que crece un 7,8%. En la zona baja también crecen el Nàstic de Tarragona (+3%), que ha lanzado una campaña de captación para la segunda vuelta; el CD Numancia (+0,4%), cuyos inviernos siempre suponen un bache pese a la instalación de calefacción en Los Pajaritos, y la AD Alcorcón (+4,4%).

 

Los peores números continúan siendo para los filiales presentes en la categoría. El Sevilla Atlético se desploma un 61,6% después de que sus partidos como local se trasladaran del Ramón Sánchez Pizjuán a la ciudad deportiva José Ramón Cisneros Palacios. El FC Barcelona B, que regresaba a LaLiga tras varios años en Segunda B, está reuniendo a unas 2.154 personas en el Miniestadi.

 

Ambos luchan por eludir el descenso, al igual que otros equipos que no hace tanto estaban en Primera División y ahora sufren para mantener la fidelidad de los socios. La UD Almería retrocede un 15,4%, mientras que el Córdoba CF se desploma un 24,5% respecto a 2016-2017, tras un primer tramo del curso de enfrentamiento entre la antigua propiedad y la afición. ¿Logrará Jesús León el doblete de la permanencia y la recuperación de la gente en las gradas?