Competiciones

La Federación de Deportes de Invierno busca ingresos de 5,5 millones de euros para 2023

En 2021, la entidad cerró con un resultado positivo de poco más de mil euros y con unos ingresos de 4,4 millones de euros. La entidad cerrará 2022 con unos ingresos de 5,5 millones, un 25% más que en el curso anterior.  

La Federación de Deportes de Invierno busca ingresos de 5,5 millones de euros para 2023
En 2022 se ha destinado 3,9 millones de euros a la competición.

Miquel López-Egea

29 nov 2022 - 05:00

La Real Federación de Deportes de Invierno (Rfedi) encera sus tablas. La entidad prevé cerrar 2022 con unos ingresos de 5,5 millones de euros en 2022, lo que representará un incremento del 25% en comparación con 2021 y de nuevo en superávit. De cara a 2023, la Rfedi espera un presupuesto parecido gracias al programa Team Elite del Consejo Superior de Deportes (CSD). En 2021, la entidad cerró con un resultado positivo de poco más de mil euros y con unos ingresos de 4,4 millones de euros.

 

“Tenemos el foco puesto en la generación de recursos por lo que queremos rebajar nuestra dependencia de las subvenciones públicas”, detalla Olmo Hernán, director general de la federación, a Palco23. “En los últimos años, el CSD ha hecho varias acciones que nos ayudan y que eran una reivindicación para las federaciones, como anunciar las subvenciones a tres años vista y que dan garantías en el medio plazo”, sostiene.

 

“Hemos podido ampliar el presupuesto por las ayudas adicionales del CSD así como la entrada de nuevos patrocinadores y la renovación de Iberdrola, Audi y Movistar”, reconoce. “En un año olímpico, los éxitos de nuestros deportistas nos hacen ser más atractivos”, añade.

 

En 2022 Queralt Castellet sumó una medalla de plata en los juegos Olímpicos de Invierno de Pekín, mientras que Lucas Eguibar y Javi Lliso sumaron dos diplomas olímpicos. También destacan los resultados del esquiador Adur Etxezarreta y de los fondistas Imanol Rojo y Jaume Pueyo, mejorando las marcas olímpicas españolas de todos los tiempos.

 

 

 

 

Por otro lado, el directivo indica que el programa Team Elite “es una partida adicional para deportistas con opción a medalla en los Juegos Olímpicos de Milán-Cortina d’Ampezzo 2026”. “Estas herramientas nos sirven para entrenar y reforzar el equipo técnico”, añade.

 

De esta manera, para 2023, Olmo espera que “los ingresos se mantengan”, por lo que no debería haber una modificación el presupuesto; como mucho, una desviación del 10% por la parte alta o la baja. “En enero empezaremos a cuadrarlo todo, pero no va a cambiar, lo que hay que hacer es optimizar y recursos”, asegura.

 

El 70% del presupuesto de la entidad se concentra en la alta competición. Para este próximo ejercicio se van a reforzar los programas, se ha mejorado el calendario de competiciones y se buscará maximizar la eficiencia en gestión administrativa y proyectos, con una mejora en digitalización. Además, la entidad buscará “perfiles técnicos que combinen alta calidad con optimización del gasto” y buscará más colaboraciones con las federaciones andorrana, italiana y francesa.

 

Concretamente, en 2022 se ha destinado 3,9 millones de euros a la competición. A esta cantidad deben sumarse 600.000 euros, el 15% del presupuesto total. Con este importe se sufraga la actividad de los 44 deportistas de equipos nacionales, además de selecciones y grupos de seguimiento destinados a los más jóvenes, así como las competiciones y actividades de tecnificación y promoción que sostienen el sistema deportivo de la nieve.

 

 

 

 

Actualmente, los recursos propios; es decir, los ingresos provenientes de las licencias, patrocinio, cursos y formación, venta de seguros, viajes en colaboración con agencias representan una tercera parte de los ingresos. El resto proviene de las subvenciones estatales, ayudas directas a deportistas o de carácter finalistas a un faste en concreto y subvenciones de organismos internacionales.