Líder en información económica del deporte

Competiciones

El sindicato de futbolistas, contra la nueva Champions: “no protege la salud de los jugadores”

La reforma de la principal competición de clubes de la Uefa no tiene en cuenta el bienestar de los deportistas, asegura el secretario general de FIFPro, Jonas Baer-Hoffmann.

Palco23

29 abr 2021 - 11:20

El sindicato de futbolistas, contra la nueva Champions: “no protege la salud de los jugadores”

 

La nueva Champions League no seduce a los jugadores. La Uefa ha aprobado un cambio de formato para la principal competición europea de clubes, una reforma que entrará en vigor de cara a la temporada 2024-2025 pero que se encuentra con la oposición del sindicato de futbolistas profesionales (Fifpro, por sus siglas en inglés).

 

El secretario general de Fifpro, Jonas Baer-Hoffmann, ha criticado la reforma de la Champions League al considerarla perjudicial para la salud de los jugadores, al mismo tiempo que asegura que es poco probable que aporte un impulso económico adicional a las arcas de los clubes.

El organismo rector del fútbol europeo ha aprobado cambios que harán que el número de equipos que compitan en la Champions League pase de 32 a 36. Además, desaparece la fase de grupos inicial, dando paso a una liga única, basada en el modelo suizo de competición, que asegura a los participantes disputar un mínimo de diez partidos, por los seis actuales.

 

Baer-Hoffmann lamenta que “durante años, la atención a la salud de los jugadores ha estado completamente ausente”, en declaraciones para Sky Sport. Al tiempo que asegura que “ya hemos visto, con el Mundial de Clubes, la Nations League o los amistosos de pretemporada, que no se ha tenido en cuenta el impacto en el calendario y por tanto en la salud de los jugadores y el nivel de sus actuaciones”. 

 

 

Ante la reforma que implica un calendario más cargado, el secretario general de Fifpro advierte que “hemos hecho un llamamiento a las autoridades, incluida la Uefa, pero no vemos ninguna respuesta”. “El valor no se crea solo por la cantidad de partidos, sino también por su calidad”, detalla.

 

Por otro lado, Baer-Hoffman cita los ejemplos de la Premier League y la NFL para poner en valor que es posible lograr un incremento de los ingresos sin aumentar el número de partidos.