30 Jun 2022 | 16:05

Líder en información económica del deporte

Clubes

Los clubes de la ACB siguen en ‘campo atrás’ y suman otros 81 millones de euros en pérdidas

Los clubes de la ACB ya suman más de 1.200 millones de números rojos en 22 temporadas. Según el Consejo Superior de Deportes, la ACB “está más lejos de lograr un equilibrio financiero, manteniendo cierto riesgo de insolvencia”.

Los clubes de la ACB siguen en ‘campo atrás’ y suman otros 81 millones de euros en pérdidas
Los ingresos procedentes de las taquillas y abonados hubieran sido de 26,5 millones de euros superiores de los obtenidos.

Miquel López-Egea

20 may 2022 - 05:00

Los clubes de la ACB siguen campo atrás. En la temporada 2020-2021, curso que contó con un equipo más en la Liga Endesa, las pérdidas totales de los clubes de la máxima competición de baloncesto crecieron de nuevo, en esta ocasión, un 10,5%, hasta 81 millones de euros, según se desprende Balance de la situación económico-financiera del baloncesto español 1999-2021 realizado por el Consejo Superior de Deportes (CSD). Para la presente temporada, previsiblemente, habrá una reducción de las pérdidas, aunque, según los presupuestos presentados, no se podrá evitar repetir números rojos a causa del Covid-19. 

 

Con este resultado, los clubes de la ACB ya suman más de 1.200 millones de euros de números rojos en 22 temporadas. En este último balance, la competición señala que “al cierre de esta temporada, la competición está más lejos de lograr un equilibrio financiero, manteniendo cierto riesgo de insolvencia al presentar un fondo de maniobra más negativo que la temporada anterior”.

 

Este resultado se produjo tras un incremento del 22,9% de las pérdidas ordinarias, hasta 96,7 millones de euros. Sin embargo, el resultado extraordinario del curso pasado mejoró de manera significativa casi triplicando el resultado obtenido el ejercicio anterior, hasta alcanzar 15,7 millones de euros.

 

 

 

 

El endeudamiento total de la competición también se disparó en 2020-2021, hasta 106,8 millones de euros. Esta cifra supone un aumento del 10,5% frente a la temporada del Covid-19, a causa de incremento concentrado en las deudas a corto plazo, ya que el endeudamiento a largo plazo ha disminuido. Este resultado también se explica porque en la última temporada había un equipo más en la competición. En esta úiltima temporada, el fondo de maniobra empeoró un 70,5%, con un resultado negativo de 25,9 millones de euros.

 

Concretamente, en la temporada 2020-2021, las deudas con entidades de crédito aumentaron un 22,9%. Buena parte de los equipos incrementó ligeramente sus deudas bancarias, algunas de ellas avaladas por las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO), para hacer frente a la pandemia, entre otras razones por su necesidad de liquidez debido a la pérdida de ingresos que ha conllevado la crisis sanitaria.

 

Por otro lado, el volumen de negocio de los clubes de la ACB en 2020-2021 aumentó un 2,9%, hasta 123,9 millones de euros, a causa del incremento de los ingresos extraordinarios. El incremento hubiera podido ser muy superior de no ser por la disminución de los ingresos ordinarios, fundamentalmente de los procedentes de la taquilla y los abonados, la partida más afectada por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19. En concreto, esta partida se redujo un 63,1%, hasta 10,9 millones.

 

 

 

 

Los ingresos por derechos audiovisuales aumentaron un 12,7%, hasta 14,6 millones de euros, mientras que los ingresos de publicidad y comercialización continuaron con su trayectoria de incremento, aumentando un 11,4% respecto al ejercicio anterior, hasta 58,1 millones de euros.

 

Respecto al gasto, el crecimiento fue del 5,8%, hasta 204,9 millones de euros, a causa de un incremento del 11,1% en gastos de personal, hasta 150,4 millones de euros. Dos clubes acumularon un 86% de crecimiento de sus gastos de personal.

Por lo tanto, según se desprende del balance, “la competición sigue generando, en total y de forma continuada, unas considerables pérdidas que además esta temporada se han acentuado debido al efecto negativo que ha tenido la pandemia en los ingresos ordinarios de los clubes”.

 

Como en ejercicios anteriores, las pérdidas totales se han concentrado fundamentalmente en tres clubes (FC Barcelona, Real Madrid y Valencia Basket) que han acumulado casi el 90% de las mismas y que tienen capacidad para asumir tales pérdidas compensándolas con los recursos generados por otras secciones deportivas de los mismos como, por ejemplo, la sección de fútbol, o gracias a las aportaciones del accionista mayoritario, en el caso delo Valencia, el dueño de Mercadona, Juan Roig. Sin embargo, sólo tres clubes lograron obtener un resultado positivo antes de impuesto en el último ejercicio.

 

 

 

 

Por otro lado, según el informe, los clubes estiman, que, de haberse podido disputar la temporada con normalidad y con público en los pabellones, los ingresos procedentes de las taquillas y abonados hubieran sido de 26,5 millones de euros superiores de los obtenidos.

 

Las entidades también estiman que sus gastos se incrementaron a causa de la pandemia en torno a los 2,5 millones de euros en total, debido a las pruebas de detección de Covid-19 que tuvieron que realizar y a otras medidas de prevención que debieron adoptar.

 

De este modo, sin la pandemia, la competición habría mejorado su resultado en unos 29 millones de euros, pero aún en ese caso habría sido un resultado negativo, de alrededor de 51 millones de euros de pérdidas. No obstante, esa cifra sería considerablemente mejor a la obtenida en los últimos ejercicios.

 

El CSD también alerta de que “la brecha entre ingresos totales y gasto en personal es cada vez mayor” y que “a pesar de la importante disminución de ingresos ordinarios que ha supuesto la pandemia, esto no ha conllevado un correlativo ajuste en la principal partida de gasto de los clubes”.