21 May 2022 | 04:36

Líder en información económica del deporte

Clubes

Las jugadoras de fútbol y los clubes, enfrentados por la retroactividad del convenio colectivo

La Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (Acff) ha pedido la intervención del Sima para desbloquear las negociaciones del primer convenio colectivo para el fútbol femenino.

Palco23

28 may 2019 - 12:06

Las jugadoras de fútbol y los clubes, enfrentados por la retroactividad del convenio colectivo

 

 

Los clubes y las jugadoras de fútbol, enfrentados por el primer convenio colectivo del fútbol femenino. La Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (Acff) ha pedido la intervención del  Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje de la Fundación Sima para desbloquear las negociaciones del convenio en la aplicación del convenio, que se encuentran en punto muerto.

El motivo de fricción es la retroactividad que demandan las jugadoras, mientras que los clubes sostienen que “resulta prácticamente inasumible desde el punto de vista económico”. En la negociación inicial, los gestores se comprometían a fijar un salario mínimo de 14.000 euros a 20.000 euros si pudieran asumir la gestión del torneo.

 

Los sindicatos de las futbolistas demandan que la vigencia del convenio abarque desde el 1 de enero de 2019 hasta el 30 de junio, es decir, seis meses, de los cuales cinco ya han transcurrido. De ahí que las jugadoras pidan que el convenio se aplique de manera retroactiva, mientras que los equipos solicitan que la implementación del convenio sea en la temporada 2019-2020, puesto que ahora “los presupuestos cerrados” y no tienen “capacidad de generar ingresos extraordinarios a esta altura de la temporada” para abonar los pagos con retroactividad.

 

La asociación de clubes se reafirma en “nuestro firme compromiso de poder suscribir un convenio colectivo que regule la actividad” y asegura que “es por ello que se ha decidido solicitar la mediación que esperamos pueda aunar voluntad dentro de un marco económico que permita dotar de estabilidad la competición y dar continuidad al crecimiento del fútbol femenino en España”.

 

 

 

 

El pasado noviembre, patronal y sindicatos aprobaron que el convenio que se aprueba se aplicará únicamente a todos los clubes y jugadoras que participen en Primera División, por lo que cuestiones como el salario mínimo no afectarán a la futura Primera B, ni a Segunda División.

 

Las normas que se establezcan no serán únicamente de aplicación a los 69 equipos afiliados a la Acff, entre los que también hay equipos de Segunda, pero sí a los que son de Primera y no son miembros de la asociación. Se trata, ni más ni menos, que de FC Barcelona, Real Sociedad y Athletic Club.

 

Cabe recordar que a diferencia de LaLiga, en la Liga Iberdrola aún existen altas diferencias presupuestarias (de 200.000 euros a 4 millones de euros) y equipos que apenas tienen margen para cubrir más que los gastos operativos.