22 May 2022 | 15:47

Líder en información económica del deporte

Clubes

El RC Celta arranca la primera fase de las obras de su ciudad deportiva

El proyecto contempla un estadio para el equipo filial con capacidad para 4.000 espectadores, además de otros ocho campos de fútbol. El coste total de las obras podría superar los 45 millones de euros.

Palco23

01 dic 2019 - 19:37

La nueva ciudad deportiva del RC Celta podría alcanzar los 45 millones de euros de inversión

 

 

Un año después de que el RC Celta recibiera el visto bueno para construir su nueva ciudad deportiva, la primera fase de las obras ha empezado. Los trabajos han empezado con la simbólica colocación de la primera piedra, en la que han estado presentes el presidente de la entidad, Carlos Mouriño, y otros altos cargos de la Xunta de Galicia y la alcaldesa del Mos, donde se construirá la instalación.

 

El inicio de las obras permitirá que el primer equipo se entrene en las nuevas instalaciones en julio de 2020. El club espera que este proyecto le sitúe como “un referente internacional” y consolidar “un objetivo primordial para el club”, como es “apostar por la formación e invertir en una cantera de jugadores de primer nivel que nutra al primer equipo”.

 

El proyecto contempla un estadio de hierba natural con capacidad para 4.000 espectadores para el filial, además de otros ocho campos de fútbol (cuatro naturales y cuatro artificiales) con gradas, y se aspira a que al menos uno de ellos sea cubierto para mejorar el confort de los aficionados en días de lluvia. La instalación también contará con zona de tecnificación, zona de playa para rehabilitación y otras actividades, con una inversión total que podría alcanzar los 45 millones de euros.

 

 

 

 

La entidad forma a más de 200 niños en un centro de 41.000 metros cuadrados, mientras que el futuro recinto ocupará una superficie de 237.000 metros cuadrados. La dirección espera tener los primeros permisos a finales de año, de manera que el primer equipo ya pueda disponer de su nuevo hogar antes de que acabe la próxima temporada. 

 

Carlos Mouriño ha señalado que “este es un acto de gran trascendencia; hace dos años hicimos un pacto para la construcción de esta ciudad deportiva y hoy estamos aquí los que hemos cumplido el pacto para hacer un Celta cada vez más grande”. En alusión, pero sin citar, al alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha recalcado que durante el acto no han estado presentes “los que cuyas palabras no tiene validez, los que dicen estar con el Celta pero la verdad es que no quieren dejarle crecer”.

 

El RC Celta cerró la temporada 2018-2019 con unos ingresos de 105,2 millones aupado por los derechos de televisión y los traspasos de futbolistas. Esas vías de ingresos permitieron al club firmar la segunda temporada con mayor beneficio de su historia, con 21,4 millones de euros.

 

Los derechos de televisión subieron un 5,5% y alcanzaron 51,6 millones de euros, mientras que el área comercial facturó un 7,8% más, hasta 9,5 millones. Por el contrario, la recaudación por abonados y taquilla retrocedió un 26,4%, hasta 5,8 millones de euros, afectada