Líder en información económica del deporte

Clubes

El Málaga CF recorta su exposición a la banca de inversión y prevé ganar 10 millones en 2017-2018

El club controlado por la familia Al-Thani logra beneficios por tercer año consecutivo, con 2,75 millones en 2016-2017. Para este año confían en mantener la tendencia positiva y ha logrado financiación de JB Funding por 11 millones.

Marc Menchén

20 dic 2017 - 04:59

El Málaga CF recorta su exposición a la banca de inversión y prevé ganar 10 millones

 

 

El Málaga CF podrá regresar este año a una situación de fondos propios positivos. El club encadenó su tercer ejercicio consecutivo en beneficios, con 2,75 millones de euros en 2016-2017, y para la temporada en curso prevé multiplicar su resultado neto por prácticamente por cuatro y alcanzar los 10,62 millones. Un vuelco importante respecto a la situación de hace cinco años gracias al nuevo ciclo audiovisual, la venta de futbolistas y la contención del gasto. Y ello se ha traducido en una mayor capacidad de acceder a financiación similar a la del resto de clubes.

 

La entidad controlada por la familia Al-Thani firmó distintos créditos entre 2015 y 2017 por casi 20 millones de euros con bancos de inversión especializados en la industria del fútbol, según ha podido saber Palco23. Entre los prestamistas han estado Macquarie Bank (6,65 millones), IBB (5 millones), Toro Finance (4 millones) y JG Funding (en torno a 14 millones). A día de hoy, sólo quedan por devolver 7,39 millones a esta última firma, ahora renombrada Rights and Media Funding, pero al cierre de 2017-2018 sólo quedarán pendientes 1,97 millones de euros.

 

En total, la deuda neta del equipo de fútbol ha pasado de 21,22 millones a 6,98 millones de euros, según el sistema de cálculo de LaLiga y que se incluye en la memoria anual a la que ha accedido este diario. Esta reducción se ha conseguido mediante la generación de beneficios y el fuerte incremento de los ingresos, que también se refleja en una posición de tesorería que en junio de 2016 era de apenas 20.000 euros y este último verano ascendía a 1,73 millones.

 

 

 

 

El Málaga CF quedará previsiblemente limpio de deudas al cierre de este ejercicio si se cumple su presupuesto, cuestión importante si se tiene en cuenta que en los próximos meses debería poder empezar a ejecutar las obras de construcción de su nueva ciudad deportiva. La inversión en este proyecto se ha cifrado en algo más de 15 millones de euros y este verano consiguió los primeros permisos para iniciar los trabajos.

 

La dirección confía en que La Academia renovada permita generar más jóvenes talentos para la plantilla deportiva, cuyo coste subió de 28,37 millones a 34,62 millones de euros; por otro lado, las amortizaciones por futbolistas se doblaron, hasta 8,63 millones. Para este año se producirá un incremento de unos cinco millones entre ambas partidas, aprovechando que los gastos de explotación se recortarán en cuatro millones de euros y que las plusvalías por traspasos serán mucho mayores (de 1,35 millones a 13,36 millones). De esta manera, se podrá compensar la caída del negocio ordinario.

 

El equipo boquerón facturó 71,21 millones por las partidas tradicionales en 2016-2017, mientras que para esta campaña asumen una caída que les situará en 63,52 millones. Por un lado, su clasificación del último año le hará perder cinco millones de ingresos por televisión, que se situarán en 50 millones de euros. También bajará el área comercial, que pasará de 8 millones a 5,94 millones, pese a que se han retenido los patrocinios de Marathonbet y Benahavís, y se ha prolongado la relación con Nike hasta 2022. Por otro lado, se contempla estabilidad en las cuotas de socios y abonados (4,77 millones) y una ligera mejora en competiciones (2,8 millones).

 

La buena situación económica ha permitido a los Al-Thani seguir beneficiándose de la posición de caja del Málaga CF, que hace un año prestó 2,25 millones a NAS Football, la mercantil del jeque catarí a través de la que controla el 97,73% del capital, como adelantó este diario. El calendario de vencimientos alcanza a 2020 y, a junio de 2017, quedaban por amortizar dos millones. Adicionalmente, los administradores recibieron anticipos de 721.529 euros por su retribución, que en el último año se congeló en 1,44 millones a repartir entre cuatro consejeros: Abdullah Al Thani y sus hijos Nasser, Nayef y Rakan.