24 Ene 2022 | 11:34

Líder en información económica del deporte

Clubes

La Roma capta 70 millones y prescinde del ex de marketing del Barça

Palco23

28 mar 2017 - 12:26

La AS Roma sigue sin encontrar el camino de la rentabilidad económica. El club italiano cerró el primer semestre con unas pérdidas de 53,37 millones de euros, circunstancia que atribuye a la caída de ingresos por no disputar la Champions League y las menores plusvalías por traspasos. En total, los ingresos ordinarios del club retrocedieron un 25%, hasta 88,6 millones, mientras que la facturación por venta de jugadores cayó a la mitad, con 7,93 millones.

 

Esta circunstancia ha obligado a James Pallotta, máximo accionista, a adelantar pagos durante el primer semestre por un total de 70 millones de euros, que próximamente se capitalizarán, según explican en un informe a inversores. "Contribuyó a la satisfacción de las necesidades financieras de la empresa", añaden, ante la necesidad de cumplir con las obligaciones existentes con la banca.

 

La situación del club ya obligó a su dueño a plantear una importante reestructuración del organigrama, que se inició con el fichaje de Umberto Gandini como nuevo consejero delegado. Además, también se ha producido la salida de Laurent Colette, que llegó a la entidad en 2015 procedente del FC Barcelona para relanzar el plan de marketing, aunque se ha prescindido de sus servicios este mismo mes.

 

Aunque la situación deportiva no ha ayudado, su incorporación no ha servido para mejorar la facturación de los romanos por este concepto. Las cuentas del primer semestre de 2016-2017 revelan el estancamiento de los ingresos por patrocinio y por merchandising en 3,56 millones y 2,58 millones de euros, respectivamente; la publicidad bajó ligeramente, de 5,14 millones a 4,88 millones. Además, la dirección sigue sin dar con un patrocinador principal para la camiseta.

 

No obstante, son las dos únicas áreas en las que, al menos, se evitó reducir el negocio. Las ventas por día de partido, que incluye los pagos de la Uefa por resultados deportivos, se hundieron un 41,4%, hasta 19,07 millones de euros, mientras que los derechos audiovisuales aportaron un 22% menos, con 53,37 millones de euros.

 

Y, pese a ello, la dirección fue incapaz en verano de anticipar esta cuestión y rebajar los costes a niveles similares a la capacidad de ingresos. De hecho, incluso aumentaron sus gastos, de 102,46 millones a 108,64 millones de euros, que en un 70% (75,9 millones) corresponde a los salarios. Los costes financieros se situaron en 8,8 millones de euros, en concepto de intereses de una deuda bancaria que se sitúa en 148,58 millones.

 

En principio esta circunstancia no altera los planes de Pallotta, que pasan por construir un nuevo estadio para la AS Roma que ayude a aumentar la facturación. A finales de febrero, el Ayuntamiento dio luz verde al proyecto, que supondrá una inversión de 450 millones de euros para construir una instalación con capacidad para 52.500 espectadores. Su papel es fundamental para la ciudad, que en un estudio cifra el impacto social del club en unos 15 millones de euros.