21 Ene 2022 | 12:36

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Barça alivia su tesorería con un crédito de 20 millones de la banca hasta 2023

El club tendrá seis años para amortizar el préstamo, con pagos trimestrales y un año de carencia. El tipo de interés es del Euribor más un diferencial no desvelado.

Marc Menchén

21 oct 2017 - 11:01

El Barça firma un crédito de 20 millones con la banca hasta 2023

 

 

El FC Barcelona ha tenido que recurrir a la financiación bancaria. El club, que hace un año logró liquidar el crédito sindicado de 2010, firmó a principios de junio un nuevo préstamo por 20 millones de euros. Se trata de una línea de crédito que se ha transformado, de manera que se ha dispuesto íntegramente de estos recursos con un calendario de vencimientos que llegará hasta 2023.

 

En la memoria anual, la junta directiva explica que abonará pagos trimestrales, con un tipo de interés del Euribor más un diferencial no desvelado. Tampoco se ha hecho público el nombre de la entidad financiera, aunque en los últimos años se ha venido trabajando con CaixaBank, Banco Sabadell y Banco Santander, entre otros.

 

 

 

 

La firma se produjo a treinta días de cerrarse el ejercicio, donde se concentran la mayoría de pagos a los futbolistas y se producen las mayores tensiones de tesorería de todo el ejercicio. En este sentido, cabe recordar que la campaña 2016-2017 se cerró con activos líquidos y equivalentes por 92,82 millones de euros.

 

Para solventar los problemas de tesorería, la dirección financiera también ha renovado dos de sus pólizas de crédito y ha firmado dos más adicionales. La entidad presidida por Josep Maria Bartomeu tiene un límite de 84 millones de euros con estos servicios adicionales, aunque sólo ha dispuesto de 213.000 euros.

 

No es la primera vez que el club se apoya en la banca, pues en 2014 tuvo que pedir un aplazamiento en las cuotas pendientes de liquidar por un total de 51,67 millones, ante la necesidad de acelerar fichajes por la sanción de la Fifa. Ese importe se acabó abonando entre 2015 y 2016.

 

Pese a esta situación, la deuda neta del Barça bajó de 271 millones a 247 millones de euros entre junio de 2016 y de 2017, según el sistema de cálculo establecido en los estatutos para supervisar la gestión de la directiva y ver si se pueden acometer las inversiones necesarias. En términos de La Liga, los pasivos netos son negativos en 8,2 millones, es decir, que le deben más de lo que tiene por pagar.