16 May 2022 | 08:08

Líder en información económica del deporte

Fuera de juego

La Masia del Barça tendrá su propio plan de RSC

El club blaugrana apuntala su programa de formación personal con un programa para que los jóvenes de la cantera se involucren en acciones solidarias con organizaciones del entorno.

Palco23

13 nov 2017 - 10:11

La Masia del Barça tendrá su propio plan de RSC

 

 

El FC Barcelona lleva un paso más allá la actividad de su fundación. El club ha puesto en marcha el programa Masia Solidaria, con el que quiere dar una nueva vuelta de tuerca a la formación de sus canteranos e implicarlos en distintas acciones solidarias. “Practicar deporte es mucho más que competir, hay que formar jugadores con una actitud Barça, una forma de ser, una manera de actuar en el campo y también de caminar por la vida más allá del deporte”, explica la entidad.

 

El proyecto aspira a implicar a los más de 600 deportistas de los equipos formativos de fútbol, ​​masculino y femenino, y los deportes profesionales del club. La idea es que cualquier atleta que ingrese en la categoría benjamín participe en al menos seis causas sociales durante su etapa blaugrana, cada una de ellas en función de la edad. Primero, la realidad de una residencia de ancianos, después un centro abierto al que serían discapacitados físicos y psíquicos. Ya en cadetes se les hará interactuar con discapacitados intelectuales, para en juveniles conocer las enfermedades infantiles y las discapacidades neurológicas.

 

El Barça no quiere caminar solo en esta nueva apuesta, que también ven como una herramienta para acercar el club al tejido social del área metropolitana de Barcelona y todos aquellos municipios donde hay instalaciones blaugranas. El Instituto Guttmann, el Hospital Sant Joan de Déu, la Federación ACELL o la Fundación Catalana para la Parálisis Cerebral son algunas de las que participarán en esta primera edición, en la que se realizarán 82 acciones.

 

Cada sesión se dividirá en tres partes: “los educadores emocionales hacen, de camino, una previa con los jóvenes deportistas en el autocar donde los preparan emocionalmente para las situaciones que se encontrarán y les explican las características del centro que visitarán. La segunda parte son las actividades que se realizan en el mismo centro y la tercera, ya en el autocar de vuelta, también tiene como facilitadores a los educadores emocionales, que serán los encargados de hacer ver a nuestros deportistas qué les ha impresionado”.