Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 22 Enero 201923:40:27

Buscador

;Menu
Fuera de juego

El CAR de Madrid se pasa a la tecnología de la Nasa

El centro de alto rendimiento situado junto al CSD ha adquirido dos máquinas de la marca Alter G, muy utilizadas en la recuperación de lesiones, para ponerlas a disposición de los atletas españoles.

Jueves, 03 Enero 2019 — 13:17
Palco23
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El CAR de Madrid se pasa a la tecnología de la Nasa

 

 

 

Tecnología aeroespacial para los atletas españoles. El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha incorporado al centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid dos máquinas Alter G de última generación, que estarán a disposición de todos los deportistas que quieran utilizarlas. “Estos dispositivos se caracterizan por restar peso en el tren inferior, simulando condiciones de ingravidez, y minimizando por tanto la intensidad de la pisada”, señala el organismo.

 

El principal uso del dispositivo es, por una parte, para las recuperaciones de los deportistas lesionados, ya que acelera el tiempo necesario para volver al pleno rendimiento. Por otra parte, “también son muy útiles para no perder sesiones de entrenamiento en los días que hay que disminuir la carga o intensidad, como por ejemplo en las vísperas de las competiciones o cuando aparecen pequeñas molestias o sobrecargas musculares”, añade.

 

Fernando Gutiérrez, director del centro de Medicina del Deporte de la Agencia Española para la Protección de la Salud del Deportista (Aepsad), ha precisado que esta máquina “hace que el deportista lesionado acelere las etapas de recuperación, ganar tiempo, algo que para los deportistas es fundamental”.

 

En su diseño participó un ingeniero de la Nasa, con el objetivo de recrear precisamente las condiciones contrarias que se dan en el espacio, donde se sufre atrofia muscular, tal y como explica Antonio Alix, responsable de comunicación de Luna Solutions, la firma distribuidora en España: “Es verdad, el creador fue un ingeniero de la Nasa. Lo que él desarrolló fue una máquina para los que estaban en las estaciones espaciales durante mucho tiempo, les permitía ejercitarse añadiendo peso porque en el espacio los huesos y los músculos se atrofian y pierden propiedades”.

 

En España hay otras 100 máquinas de este tipo, pero con menos prestaciones, que están en clínicas de rehabilitación, mutuas o incluso clientes particulares. Según el CSD, entre los usuarios habituales de este tipo de dispositivos están los equipos de la NBA, los principales clubes de las ligas europeas de fútbol y deportistas de alto rendimiento como Rafa Nadal, Pau Gasol o Cristiano Ronaldo.

La semana fuera de juego
Publicidad
...