26 May 2022 | 01:42

Líder en información económica del deporte

Fitness

Nine Fitness apuesta por el ‘outdoor’ con un nuevo club en el Open Sky de Madrid

La cadena fundada por el futbolista Fernando Torres invertirá 1,5 millones de euros en el gimnasio que abrirá en Torrejón de Ardoz en enero de 2020. Será su cuarto centro en España.

P. López

22 ene 2019 - 04:58

Nine Fitness facturó dos millones de euros en 2018, un año en que inauguró su tercer club en Madrid

 

 

El próximo otoño, Torrejón de Ardoz abrirá un centro comercial con la ambición de convertirse en el mayor centro temático de Madrid, y Fernando Torres quiere aportar su grano de arena al proyecto. Según ha podido saber Palco23, Nine Fitness inaugurará su cuarto gimnasio en la Comunidad de Madrid en el Open Sky de Torrejón de Ardoz, un complejo comercial de más de 160 millones de euros.

 

Se trata de una instalación de 12.500 metros cuadrados que contará con circuito de karts, túnel de viento al aire libre para hacer paracaidismo, tiendas, cines y gimnasio. La compañía invertirá entre 1,5 millones y 1,8 millones de euros en construir el gimnasio, que estará operativo en enero de 2020, si se cumplen los plazos de obra del centro comercial.   

 

El club tendrá 2.600 metros cuadrados y contará con sala de fitness, en la que se habilitará una zona de boxeo y de entrenamiento funcional. También habrán varias salas de actividades dirigidas y, como novedad respecto al resto de instalaciones de la cadena, tendrá 600 metros cuadrados al aire libre. En esta zona, la idea es habilitar una pista de atletismo y un espacio outdoor de funcional training en la que se podrán programar actividades dirigidas. El local se ubicará en la primera planta y estará orientado a los lagos del centro comercial.

 

 

 

 

Este es un paso más en la expansión de Nine Fitness, cadena surgida en 2015 por la ambición del exfutbolista del Atlético de Madrid de querer hacer negocio en el sector del deporte y contribuir a que la sociedad estuviera en forma. Ese mismo año la compañía inauguró dos clubes, uno cerca de la estación de Atocha y otro en Pinto, a las afueras de Madrid.

 

El año pasado, elevó a tres locales su presencia en el sector con una apertura en Aranjuez, donde invirtió 1,8 millones de euros. La idea no era replicar el concepto urbano de los centros de la capital, sino adaptarlo al municipio y las tendencias del sector, como es el entrenamiento funcional. De ahí que este tipo de disciplina cuente con un amplio espacio en el club de Aranjuez, mientras que el boxeo es uno de las zonas más populares del club de Acacias (Madrid).

 

 

 

 

El proyecto de Torrejón de Ardoz es el cuarto que la empresa desarrolla desde su fundación. Desde la compañía dirigida por el socio de Torres, Óscar Meléndez, aseguran que no hay prisa por abrir porque debe prevalecer la puesta en marcha de clubes “que aporten un servicio que funcione y que sea rentable”. La cadena cerró 2018 con una facturación de dos millones de euros y en beneficios, una situación que no ha abandonado desde que en 2016 logró dejar atrás los números rojos.

 

La compañía, que por su presencia en Madrid capital se ha acostumbrado a operar en espacios muy concurridos por otras cadenas, abrirá un club en un municipio donde también operan McFit y GO fit. Además, el año pasado, Ferrovial se adjudicó la construcción  y gestión de un centro deportivo municipal de cuatro millones de euros, un proyecto que está en fase de construcción.

 

El año pasado, la compañía logró levantar capital en 961.000 euros a través de la entrada de un nuevo socio en el accionariado de la compañía, en el que figuran Fernando Torres, y los también empresarios Óscar Melendez y Olalla Domínguez, esposa del futbolista.