19 Ene 2022 | 14:23

Líder en información económica del deporte

Fitness

La cadena de fitness de Fernando Torres entra en pérdidas en 2020 por el Covid-19

Nine Fitness registró unas pérdidas de 207.101 euros en el año del Covid-19, frente a los 101.940 euros de beneficios del año anterior. El resultado se produjo tras reducir su facturación hasta 1,1 millones de euros.    

La cadena de fitness de Fernando Torres entra en pérdidas en 2020 por el Covid-19
Nine Fitness cuenta con tres gimnasios y más de 5.000 clientes.

Miquel López-Egea

21 dic 2021 - 05:00

Nine Fitness se tiñe de rojo. La cadena de gimnasios fundada por el exfutbolista Fernando Torres junto a los hermanos Javier y Óscar Meléndez, que opera a través de la sociedad New Fitness Group, registró unas pérdidas de 207.101 euros en el año del Covid-19, frente a los 101.940 euros de beneficios del año anterior. El resultado se produjo tras reducir su facturación hasta 1,1 millones de euros, un 43,1% menos que el curso anterior, a causa de las restricciones derivadas por la pandemia.

 

La cadena, que terminó el año con un total de 41 empleados, dieciocho trabajadores menos que el curso anterior, cerró el ejercicio 2020 con un patrimonio neto de 48.331 euros, frente a los 255.432 euros del curso anterior.

 

Además, la cadena, propiedad de la cadena Fernando 9 Torres, tenía una deuda con el Banco Santander de 598.413 euros. En 2016, la cadena formalizó una póliza de préstamo con el Banco Santander por un importe de 500.000 euros con vencimiento el pasado 11 de febrero de 2021, con amortización mensual a partir de la finalización del año de carencia. En 2018, canceló anticipadamente este préstamo y contrató uno nuevo con el Banco Santander con un límite de 342.000 euros, a un plazo de tres años, con vencimiento el pasado 28 de febrero de 2021 

 

 

Por otro lado, a cierre del ejercicio, la sociedad poseía el 50% del capital de New Fitness Aranjuez y el 50% del capital de New Fitness. Por otro lado, el accionista mayoritario tiene formalizado un préstamo participativo con la sociedad cuyo vencimiento es el 26 de marzo de 2023. A la fecha de cierre, la sociedad tenía pendiente de pago por este préstamo un importe de 1,1 millones de euros.

 

En cuanto a la pandemia, la sociedad afirma que “a lo largo del ejercicio 2020, los administradores y la dirección han realizado un seguimiento del impacto de la pandemia y evaluado los potenciales impactos de la misma sobre los estados financieros”. “A la fecha de formulación de estas cuentas anuales la incertidumbre por la pandemia se mantiene por lo que se realiza una monitorización de la pandemia con objeto de minimizar sus impactos tanto en términos de salud y seguridad en el trabajo como en términos económicos y financieros, definiendo e implementando planes de acción”. Entre otras medidas, la empresa aplicó un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) a sus trabajadores.

 

Actualmente, la cadena cuenta con tres gimnasios y más de 5.000 clientes. En 2021, apostó por el lanzamiento de una cadena de gimnasios boutique, por lo que espera realizar cuatro aperturas próximamente. Serán centros de dimensiones que oscilarán entre los 200 metros cuadrados y los 1.000 metros cuadrados, muy distantes de los más de 2.000 metros cuadrados de sus centros actuales. Antes de la pandemia, la cadena proyectaba cuatro aperturas.