24 Ene 2022 | 12:23

Líder en información económica del deporte

Fitness

Los gimnasios municipales de Barcelona siguen al alza y rebasan los 185.000 abonados

Patricia López

18 ene 2017 - 04:57

Los gimnasios en régimen concesional siguen la senda del crecimiento en Barcelona. Los centros deportivos municipales en la capital catalana han experimentado un crecimiento del 3,13% en su cifra de abonados respecto a 2015, consolidando los niveles de clientes previos a la crisis con un total de 186.560 abonados. En total, 9.934 inscritos más que en 2010, según datos oficiales a los que ha tenido acceso Palco23.

 

Todo ello, en un momento en que los operadores privados están pisando el acelerador de su ritmo de aperturas y han puesto en alerta a muchos de los operadores tradicionales, temerosos de perder cuota de mercado. Sin ir más lejos, Anytime Fitness abrirá próximamente dos centros más en Barcelona, Viva Gym acaba de inaugurar un club y aspira a subir la persiana en otro local en la ciudad y McFit inaugurará su tercer centro en la capital catalana.

 

En este contexto de creciente competencia, el Ayuntamiento de Barcelona ha forzado a los gimnasios municipales a bajar sus precios para hacer accesible el acceso a la actividad física a una mayor parte de la población. En paralelo, muchos de sus proveedores han venido solicitando la instauración de una especie de moratoria a la apertura de clubs deportivos, medida descartada, aunque finalmente sí se ha frenado la concesión de licencias en el distrito de Ciutat Vella, dentro de un plan para redefinir la actividad económica y su afectación sobre el turismo.

 

Su apoyo a estos operadores, defienden los críticos, se ha complementado con la inversión de 8,57 millones de euros para reformar y remodelar los diferentes equipamientos deportivos de titularidad pública de la ciudad en 2016. También se han financiado distintas campañas publicitarias para incentivar que los barceloneses apuesten por acudir a los gimnasios de titularidad municipal.

 

La gestora que lidera el crecimiento de abonados es Club Natació Atlètic - Barceloneta, con un 3,7%, seguida de la Fundación Claror, que con 30.352 sigue reinando en Barcelona. Los clientes de Holmes Place, que gestiona tres instalaciones en la ciudad, crecen en un 3,1% y los centros CET10 experimentan un aumento del 1,5%. Pese a ser la operadora que más gimnasios públicos gestiona, Eurofitness solo crece un 0,8%.

 

 

 

A nivel de centros, el gimnasio que más abonados tiene en la ciudad es el Centro Deportivo Municipal (CEM) Bac de Roda, club enseña de la cadena CET10, que con 10.481 abonados es la instalación deportiva con más usuarios de Barcelona. Justo por detrás de este está el CEM Sant Sebastià, gestionado por el Club Natació Atlètic Barcelona, con 9.939 usuarios. El complejo situado junto al Hotel Vela crece en clientes un 2,7% respecto al ejercicio anterior.

 

El grupo Claror consolida a tres de sus clubs entre los diez gimnasios municipales con más clientes de Barcelona. La compañía liderada por Gabriel Domingo gestiona el CEM Sagrada Familia, que con un aumento del 8,1% respecto a 2015 es el gimnasio público que más crece de Barcelona pese a que la low cost Duet Fit ha abierto un centro en su área influencia.