Fitness

Los centros de fitness FS8 desembarcan en España de la mano de Regiment Group

El fondo de inversión estadounidense, que compró 81 licencias a la cotizada australiana F45 para Europa, espera alcanzar ocho estudios boutique operativos en España en 2022, además de otros tres en Francia, Alemania y Suiza.

Los centros de fitness FS8 desembarcan en España de la mano de Regiment Group
Regiment Group, que también opera en otros mercados en el continente, espera cerrar 2022 con un total de ocho centros F45 operativos en España, además de los otros tres en el resto de Europa.

Miquel López-Egea

24 mar 2022 - 05:00

Nuevo operador en el sector español del fitness. El fondo de inversión estadounidense Regiment Group, que controla el negocio de la cadena australiana F45 en España, donde dispone de la multifranquicia, abrirá este año España el primer centro de la marca de estudios boutique FS8, propiedad de la cotizada australiana.

 

Este será el primer estudio de FS8 en Europa y se abrirá en Ibiza, donde F45 opera otra boutique. En 2023, el grupo espera operar cinco centros en España, además de sus estudios de F45, según ha explicado Adrià Jover, consejero delegado de Regiment Group, a Palco23.

 

FS8, que nació hace tres años de la mano del surfista profesional Mick Fanning, es un tipo de estudio que opera en un segmento aún más premium que F45 y que combina el entrenamiento funcional con el pilates, con un abono medio que ronda los 200 euros. La marca, que también empezará a operar próximamente en Catar y Estados Unido y que tiene 26 estudios en Australia, ofrece clases más reducidas que el modelo de F45. El modelo de FS8 es similar al de F45, pero tanto su inversión como la facturación prevista por cada centre se incrementa frente a su cadena hermana entre 15.000 euros y 20.000 euros, con los mismos márgenes.

 

 

 

 

Regiment Group, que también opera en otros mercados en el continente, espera cerrar 2022 con un total de ocho centros F45 operativos en España, además de los otros tres en el resto de Europa. El grupo abrirá próximamente un nuevo local en el barrio del Poblenou de Barcelona y estudia varias opciones en la zona del Vallès de la provincia de Barcelona. Asimismo, abrirá un segundo centro en Madrid y otro en Valencia, además de expandirse con un centro en Burdeos (Francia), otro en Hamburgo (Alemania) y otro en Zurich (Suiza).  

 

Regiment Group, fondo creado por inversores privados hace tres años para traer F45 a España, compró 81 licencias para Europa a F45, veinte de ellas en España. El grupo no cuenta con la exclusividad en el mercado, por lo que en España F45 cuenta con otros dos locales, propiedad de dos franquiciados privados y próximamente tendrá otro centro en el barrio de San Bernardo de Sevilla.

 

Este último centro se ubicará en el número 3 de la Jazmineras de Sevilla y tiene a las hermanas Loreto y Cristina Llorens como accionistas. El centro tiene 250 metros cuadrados y espera sumar un total de 250 socios. Las dos empresarias están también estudiando nuevas ubicaciones de F45 en toda España para seguir creciendo, según explican a Palco23.

 

“Este modelo de negocio refuerza la marca, hay mercado de sobras, por lo que nuestra política para por ayudar y colaborar los operadores que quieren entrar en el mercado de F45”, explica Jover, que recuerda que F45 busca “un modelo híbrido en Europa a través de macroopeadores que conozcan el terreno”. “Desde Regiment Group buscamos operadores pequeños para hacer alcanzar acuerdos que hasta pueden significar firmar una joint venture con el fondo”, recuerda.

 

 

 

 

 

 

A través de Regiment Group, la inversión para abrir una franquicia de la marca asciende a 250.000 euros, frente a un desembolso de entre 400.000 euros y 450.000 euros de manera directa con F45. Por otro lado, los ingresos medios de un estudio de F45 oscilan entre 450.000 euros y 900.000 euros, en función del centro y de la región. En España, los cuatro centros cerrarán el curso por encima de la media y por encima de niveles pre pandemia, si se mantiene la tendencia, explica Jover.

 

Actualmente, los centros de Regiment Group cuentan con una media de entre 190 y 200 abonados, aunque en Ibiza ya suma un total de 260 socios, con el objetivo de alcanzar los 300, mientras que el de Azca (Madrid), cuenta con 170 socios y espera llegar a 250 abonados. “Se podría llegar a 400 pero canibalizaríamos nuestro propio modelo y no es lo que queremos”, afirma el directivo.

 

Por otro lado, el grupo, que cuenta con 35 empleados en España, tiene en su hoja de ruta llevar F45 a otros mercados, así como explotar otros verticales de negocio del sector servicios o de productos de consumo.

 

 

 

 

  

 

 

 

Creada en 2012 en Australia, F45 es una franquicia de fitness que cuenta con más de 1.600 estudios y 3.000 franquicias vendidas en 65 países de todos los continentes y basa su programa en un entrenamiento Hiit de 45 minutos de duración. La cadena está catalogada dentro de la gama premium y el precio medio por abono es de 150 euros, que incluye entrenamientos ilimitados y un plan nutricional. Sólo en 2021 realizó 131 aperturas en todo el mundo.

 

“Buscamos siempre ubicaciones que permitan al usuario ir rápido u darle facilidades y, por ejemplo, dos de nuestros centros se ubican en polígonos industriales, donde hay disponibilidad de párking y no molestamos a los vecinos”, detalla Jover, que recuerda que la marca tiene todo tipo de clientes, incluso algunos que “la cuota representa un 15% de su salario, pero ven F45 como una inversión”. “Todas las métricas y tendencias demuestran que el fitness será esencial en los próximos años pese a las crisis y las guerras; si antes de la pandemia estaba en alza, ahora es esencial para las personas”, asegura.

 

La cadena australiana de fitness terminó 2021 con un resultado neto negativo de 182,7 millones de dólares, engordando los números rojos de 25,3 millones de dólares registrados en 2020. El resultado bruto de explotación (ebitda) fue negativo, de 124,8 millones de dólares, frente al ebitda negativo de 10,2 millones de dólares de 2020.

 

La compañía aumentó sus ingresos un 62,8%, hasta 134 millones de dólares. En Estados Unidos los ingresos se dispararon un 96%, hasta 88,2 millones de dólares, mientras que en Australia crecieron un 16%, hasta 19,6 millones de dólares. En el resto del mundo los ingresos fueron de 26,3 millones de dólares, lo que supuso un incremento del 28,9%.

 

De cara a 2022, la cadena quiere superar las mil franquicias operativas y las mil aperturas de estudios, ingresando entre 255 millones de dólares y 275 millones de dólares y un ebitda ajustado de entre noventa millones y cien millones de dólares.