Líder en información económica del deporte

Fitness

Fitup cruza el Atlántico: negocia abrir un gimnasio en Miami y prepara seis aperturas en España

La cadena, que facturó 6,6 millones de euros en 2018, está en negociaciones para expandirse por España con adquisiciones y crecimiento. En Estados Unidos, por su parte, entrará con un socio local que se ha hecho con la masterfranquicia.

Patricia López

14 mar 2019 - 04:58

Fitup cerró 2018 con una facturación de 6,6 millones de euros y nueve instalaciones operativas

 

 

Fitup derriba fronteras y prepara su entrada en Estados Unidos. La cadena de gimnasios ha decidido dar el salto a la cuna del fitness, donde está trabajando para inaugurar su primer club fuera de España en Miami. Según ha podido saber Palco23, abrirá en Brickell, en el centro financiero de la ciudad del estado de Florida.

 

El desembarco en EEUU será con Fitup, la marca original de gimnasios con la que empezó la empresa y que se basa en centros de más de 2.000 metros cuadrados. El proyecto aún no es una realidad, pero el director general de la empresa, Carlos Castañeda, afirma a este diario que “tenemos la intención de abrir en Estados Unidos con un partner local que tenemos allí, lo que marcaría el inicio de una masterfranquicia”. La compañía está en búsqueda de localizaciones, pero tiene claro que la instalación se ubicará en el centro financiero de Miami.

 

De concretarse este proyecto, Fitup se convertiría en la primera gestora española de instalaciones deportivas que entra en Estados Unidos, con el permiso del resort urbano Gymage, que también está en negociaciones avanzadas para crecer en Miami. Es una ciudad que está despertando interés de los players españoles: con más de seis millones de habitantes, su área metropolitana es la más poblada de Florida, que es el tercer estado del país donde operan más gimnasios. Metropolitan, por su parte, también ha mostrado interés en poner un primer pie en Nueva York.

 

 

 

 

Más allá de los proyectos al otro lado del Atlántico, la empresa va a continuar con sus planes de expansión en España. “Reforzaremos la presencia de Fitup Shot con otras seis aperturas”, explica Castañeda. La estrategia para cumplir con este plan de aperturas pasa por el crecimiento orgánico, pero también por adquisiciones. “Es una opción que no descartamos y que estamos analizando”, añade. Uno de los objetivos será crecer en Andalucía, con un club en Marbella.

 

Con este formato de club de proximidad empezó a operar en 2018, un año en que realizó cuatro aperturas en Madrid. A diferencia de Fitup, estos gimnasios son de menor tamaño y exigen menos inversión: como mucho tienen 900 metros cuadrados y se necesitan hasta 450.000 euros para abrir un centro de estas características. En cambio, su hermana mayor precisa de locales más grandes y una inversión que oscilan entre 800.000 euros y el millón de euros.

 

 

 

 

“Decidimos redimensionar los clubes para tener más flexibilidad para crecer”, justifica, al explicar los motivos que le llevaron a diversificar formatos. “Hemos refinado la búsqueda de locales y, a diferencia de antes, ahora analizamos el perfil residencial y el perfil empresarial de manera separada, lo que nos da más facilidad para ceñirnos a cada tipo de cliente”, apunta, sobre uno de los puntos fuertes que ofrece el modelo de proximidad.

 

A cierre de 2018, la compañía operaba nueve instalaciones deportivas ubicadas en Madrid (7), Albacete y Ávila. Todas las instalaciones son propias, aunque con el concepto Fitup Shot espera encontrar franquiciados a los que vender la licencia de la marca. Con 23.000 socios y 65 empleados, la cadena facturó 6,6 millones de euros en 2018, una cifra que este año prevé aumentar una vez las aperturas realizadas durante los últimos doce meses asuman un mayor grado de madurez.