02 Dic 2021 | 07:45

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Wanda agranda la caída: desplome del 42% de la facturación en el tercer trimestre

El resultado neto procedente de operaciones recurrentes se situó en 6,7 millones de euros.  En el acumulado del año la facturación de la compañía es de 306,7 millones.

Palco23

01 dic 2020 - 18:11

Wanda agranda la caída: desplome del 42% de la facturación en el tercer trimestre

 

 

 

Wanda Sports sigue cayendo. El grupo audiovisual y de márketing finalizó el tercer trimestre del ejercicio 2020 (cerrado el pasado septiembre) con un desplome del 42% en sus ingresos. Sin embargo, la empresa regresó a números negros en el tercer trimestre, aunque no fueron suficientes para compensar las pérdidas acumuladas.  

 

Entre julio y septiembre la compañía facturó 91,2 millones de euros, lejos de los 157,2 millones que ingresó en el mismo periodo del año pasado. La empresa asegura en su informe económico que este desplome se produjo principalmente por la ausencia de espectadores en los estadios como consecuencia del impacto de la pandemia.

 

Sin embargo, esta partida, que generó un negocio de 67,3 millones de euros, un 36% menos que en 2019, no es la que más ha decrecido. El negocio de eventos masivos registró un descenso de la facturación del 87% respecto al tercer trimestre del 2019, alcanzando 3,2 millones de euros, frente a los 25,4 millones del año anterior. “La caída en la partida de eventos masivos se ha producido debido a la cancelación de la mayoría de los eventos, dejando sólo tres en el tercer trimestre de 2020, frente a los 45 eventos del tercer trimestre de 2019”, asegura la compañía.

 

 

 

 

En el tercer trimestre de este año la empresa regresó a números negros, con un beneficio antes de impuestos de 8,8 millones y un resultado neto de 1,4 millones de euros. Algo que no sucedió en el mismo periodo de 2019, cuando Wanda Sports cerró el periodo con unos números rojos de 18,1 millones de euros antes de impuestos y de 31,2 millones después de resultado neto.

 

En cuanto al acumulado del año, la facturación alcanza 306,7 millones de euros, lo que supone un 47,8% menos que en el periodo de enero a septiembre de 2019. Excluyendo los negocios discontinuados, como Ironman, que el grupo vendió en marzo, las pérdidas se han multiplicado por más de tres veces, pues el grupo acumula un resultado neto negativo de 52,8 millones de euros, mientras que en 2019 las pérdidas eran de 15,3 millones.

 

La compañía estructura su negocio en tres divisiones: Spectator Sports, con la cual cubre fútbol, deportes de invierno y deportes de verano y provee de servicios de márketing y otras soluciones a propietarios de derechos; DPSS, con la que ha desarrollado una plataforma digital para producción audiovisual, desarrollo de contenido y publicidad de eventos deportivos, y participación masiva, con la que controla, organiza y licencia eventos de participación masiva, como triatlón, running o ciclismo de montaña y carretera.