05 Oct 2022 | 23:18

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Oysho sigue los pasos de Nike y se lanza al ‘fitness’ con una ‘app’

La nueva aplicación móvil de la cadena de íntimo y deporte de Inditex incluye más de 300 sesiones de distintos niveles de fitness, yoga y running, disponible en cuatro idiomas y descargable en nueve países.              

Oysho sigue los pasos de Nike y se lanza al ‘fitness’ con una ‘app’
Los entrenamientos incluyen sesiones de entre 10 y 45 minutos.

Palco23

12 sep 2022 - 05:00

Oysho da un paso más para conquistar el pastel del deporte. La cadena de moda íntima y deportiva de Inditex, que a finales de 2020 ya había tanteado el fitness con entrenamientos a través de Youtube, lanza una aplicación para la práctica del fitness, yoga y running, siguiendo los pasos de gigantes del sector como Nike, Under Armour o Asics.

 

La app, gratuita y denominada Oysho Training, cuenta con más de 300 sesiones de distintos niveles, con un motor de recomendación y un avatar en tres dimensiones que, a través de la realidad aumentada, permite ver desde cualquier punto de vista los ejercicios de la entrenadora.

 

Los entrenamientos incluyen sesiones de entre 10 y 45 minutos y programas con rutinas organizadas. También se incluye una versión para smartwatch para registrar la actividad física con métricas de las carreras.

 

 

Las clases estarán disponibles en cuatro idiomas (español, inglés, italiano y francés) y pueden descargarse en nueve países: España, Turquía, México, Italia, Portugal, Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos.

 

Hace años que las grandes compañías de moda deportiva han optado por lanzar aplicaciones de entrenamiento, dirigidas en un principio al running y, más tarde, especialmente tras el boom experimentado por la pandemia, a la práctica de deporte en casa.

 

Este tipo de lanzamientos persiguen no sólo fidelizar al cliente, sino también captar datos clave sobre el consumidor: desde su edad y lugar de residencia hasta qué deportes practica, con qué frecuencia y con qué grado de intensidad.

 

Dos de las apps más populares son del gigante Nike: Nike Training Club, para la práctica de ejercicio en casa y con más de 21 millones de descargas, y Nike Run Club App, para runners, que fue descargada 15,4 millones de veces sólo en 2020.

 

 

Adidas (Runtastic), Asics (Runkeeper), Under Armour (MapMyFitnesy  MyFitnessPal, con contenido de nutrición) o Lululemon (propietario de Mirror, una compañía de espejos inteligentes con una aplicación para entrenar en casa) también tienen sus propias aplicaciones móviles.

 

En 2020, el año dorado del deporte en casa, se registraron en todo el mundo 2.600 millones de descargas de aplicaciones de fitness, con un gasto de 2.000 millones de dólares y un tiempo de 5.400 millones de horas, según un estudio de App Annie que tiene en cuenta sólo el uso en teléfonos Android.

 

Oysho, ofensiva en deporte

Oysho nació como una cadena de íntimo y no fue hasta hace apenas una década que lanzó una pequeña cápsula de moda deportiva. Fue en 2011, con el lanzamiento de una primera línea de prendas deportivas en colaboración con Adidas, que se convertiría en una colección permanente (ya sin Adidas) a partir del año siguiente; desde 2019 la colección empezó a comercializarse bajo el nombre de Oysho Sport, y actualmente opera sólo con la etiqueta Oysho. 

 

Desde entonces, ha ido introduciéndose en un segmento cada vez más técnico, con líneas para la práctica de yoga, pilates o incluso boxeo o deportes de invierno, y abriéndose paso en un segmento, el de la moda deportiva para mujer, tradicionalmente desatendido por los gigantes especializados.

 

Para ganar autoridad en el segmento deportivo, Oysho también ha impulsado patrocinios como La carrera de la Mujer en España; Race for the Cure a escala internacional o la Media Maratón de Formentera, y ha lanzado además una plataforma de entrenamientos virtuales.

 

En 2021, Oysho rozó sus ventas prepandemia, situándolas sólo un 0,66% por debajo de 2019. Frente a 2020, el alza de los ingresos de la cadena fue del 14,9%, hasta 600 millones de euros.